COMO EN LA CANCION | Bajando pa´ Puerto Aysén

Yo no conocía Aysén, pero una promoción de Sernatur me instó a lanzarme en este tour de 5 noches a Coyhaique, llegando a cuestionarme por qué yo no estoy viviendo allá, o por qué no hay más gente que quiera hacer familia en esta hermosísima provincia, la menos poblada del país y la tercera más extensa después de Magallanes y Antofagasta. Nada menos que la puerta de entrada a la Patagonia chilena y al Chile Austral.

 

 

Si bien un tour por la ciudad (más otros importantes tesoros turísticos) estaban en el paquete que visitaríamos en este viaje, no lo estaba Puerto Aysén. De aquí que el último día, en lugar de visitar otra reserva federal (que pudo ser tan maravillosa como todas las que vimos) tomé un bus por $2.400, y de Coyhaique (capital regional de la provincia) partí hacia Puerto Aysén (su capital provincial y segunda ciudad en importancia), que a una hora exacta por reloj me dejó en lo que muchos califican como «una ciudad de una sola calle», pero que fue hasta los años ´60 su principal puerto. Un liderazgo que perdió luego que los sedimentos del río, arrastrados desde su cauce superior, impidieron la llegada de grandes embarcaciones. Entonces las oficinas gubernamentales se trasladaron a Coyhaique, que pasó a ser estrella de la región, y Puerto Aysén quedó entre sueños.

 

 

No es broma, Puerto Aysén es una de las ciudades más lluviosas de Chile sin zona seca (o la más lluviosa, según muchos). Y es cierto porque tan pronto el bus emprendió viaje, comenzó a llover, mientras yo sentía ir descendiendo en forma suave a este otro destino, serpenteando un camino rodeado de cerros y vegetación sin fin. Como si conociéramos de memoria o hubiésemos entonado mil veces la letra de “Bajando pa´ Puerto Aysén”, esa canción que en los años ´50 el conjunto folklórico «Los Cuatro Huasos» convirtiera en un verdadero clásico nacional, al adentrarse en la geografía de la región y en la vida del ovejero, uno de sus personajes típicos.

 

 

Un dato a tener en cuenta. Si usted quiere darse el gusto de conocer Puerto Aysén, apérese mejor que yo porque -a pesar que adquirí una parka XXL para no mojarme- me olvidé de mis zapatos. A las tres cuadras, mis zapatillas estilaban. Sin embargo, otro dato fuera de serie: usted jamás se sentirá solo. Todo el mundo ayuda, tanto que creerá estar entre puros ángeles. Como el personal de la importadora «Laibe», una de las pocas tiendas abiertas este sábado 15 de enero, quienes me salvaron de una broconeumonia segura. O el chico de “Santo Café”, la cafetería vecina al terminal de buses, en plena calle comercial Sargento Aldea, que me dio todas las instrucciones para que yo conociera esta localidad de 27.000 habitantes sin problemas, incluyendo su famoso puente colgante “Presidente Ibañez”, uno de los más largos del país, que el presidente Eduardo Frei Montalva inaugurara el año 1968 y que desde 2007 es Monumento Nacional.

 

 

Otrora una ciudad que gozó de gran fama y de una rica actividad comercial -centrada en la producción maderera, en el comercio de lanas y derivados de la actividad ganadera- tan pronto vio caer su bonanza fue trasladado, como puerto, hasta su actual ubicación en Puerto Chacabuco a 14 kms de distancia, el único puerto comercial que presta servicios a la actividad económica local y al que llegan transbordadores que cubren el tramo entre Puerto Montt y Punta Arenas. No obstante, a partir de los ´80, Puerto Aysén fue recuperando su economía con la llegada de empresas salmoneras, como Mowi, vital apoyo hoy en causas sociales de la zona.

 

 

Tierra de hombres valientes, porque aquí llegó gente que no le tuvo miedo al frío ni que los caminos quedaran cubiertos de nieve entre abril y noviembre. En opinión de Domingo Fernández, empleado bancario que llegó desde Santiago hace 34 años, y que quiso devolverse al mes siguiente de haber aterrizado acá, el clima se ha vuelto más magnánimo. “Hasta hace pocos años la temperatura llegaba hasta los 10º bajo cero. En cambio, la mínima del año pasado fue menos dos”. A su vez, Puerto Aysén es tierra de hombres nobles que se encariñaron con la región. Como el mismo Domingo, quien me llevó a conocer Puerto Chacabuco y me mostró su elegante hotel “Loberías del sur”, la salmonera Mowi, la empresa Frío Sur y la moderna comisaría, todo en una zona donde no se conoce la palabra delincuencia. “Uno puede dejar el auto con las llaves puestas, o los niños entrar a almorzar dejando sus bicicletas en la calle, y aquí no pasa nada”. Con 3 hijos profesionales ya asentados en el norte, hasta hoy Domingo trabaja en Puerto Aysén como taxista y tour operador. Y aquí se quedó junto a su señora: “Estoy tan acostumbrado que por nada dejaría a mi querida Patagonia”.

 

 

Y recuerde, tal cual me orientó ese otro ángel en «Santo Café», textual: «En la esquina, camine dos cuadras hacia el río. Ahí verá el puente. Después continúe hacia abajo, siguiendo la corriente del río, bordeando la Costanera. Y a unas 6 cuadras llegará a la plaza, donde encontrará la artesanía mejor hecha». ¿Qué más se le puede pedir a la vida?

 

Aquí adjunto la canción, en una interpreteción más moderna, de Los Huasos Quincheros.

Habilidades

Publicado el

18 enero, 2022

31 Comentarios

  1. Paulina

    Hermoso relato, me hace viajar con la imaginación y soñar con sus localidades

    Responder
  2. Ernesto

    Excelente artículo! Muy simple y a la vez tan auténtico y lleno de detalles importantes, informativo, contextualizador, cariñoso.
    Sin duda, bajaré pa Puerto Aysén…

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Me haces muy feliz, Ernesto, porque sé que escribes desde Berlín. Te vas a maravillar con las promociones que existen para conocer esta provincia tan desolada, pero que es el futuro absolutamente.

      Responder
      • Mauricio Muñoz

        Maravilloso lugar…
        Sin duda unos días hermosos vivimos junto a mi Familia en aquellas tierras..

        Gracias por tan linda descripción.. Un gran abrazo

        Responder
    • Mayette

      Que buen descrita la belleza y la inmensidad de esa región
      Por trabajo viajé bastante a Coyhaique , y guardo en el recurso ese trayecto impresionante entre Balmaceda y Coyhaiqye , las enormes piedras, montañas y franjas de metales y minerales como capas de bizcocho entre los cerros
      Gente linda, llena de tradiciones, qye en sus fiestas familiares aun baila el chamamè
      Gracias Carnen

      Responder
    • Irene BORCHERT

      Corto y preciso, precioso los lugares,fotos, realmente dan ganas de ir,por lo q cuentas, aparte de lugares,su gente muy cariñosa,lo q me limita es el clima,el frío y la lluvia, gracias.

      Responder
  3. olga

    Precioso Carmen, pero que frrrrrrioooo me da mirar las fotos!!!

    Responder
  4. Marilu Galleguillos

    Hermoso relato. Muchas gracias por compartir. Hasta sentí mis pies mojados por la lluvia. Me dieron enormes ganas de ir y obviamente seguiré tus indicaciones.

    Responder
  5. Olga Ines

    Hermoso lugares de nuestro Chile, que gracias a la pandemia estan siendo conocidos por los chilenos.
    Lo conoci cuando viaje a la Laguna San Rafael.

    Responder
  6. MARIA INFANTE CAFFI

    Carmen: qué lindo leer esta experiencia. Estuve unos días en Coyhaique y la lluvia fue un bálsamo.

    Responder
    • Carmen Schmitt

      ¿Me podrás creer, María Teresa, que al día siguiente abrió el cielo e hizo un clima maravilloso? Aún mucho por recorrer…

      Responder
  7. Maria del Carmen NORIEGA

    Gracias por tan excelente información, dan ganas de ir de inmediato a conocer Puerto Aysen. Notable!!!!!

    Responder
  8. Luz María

    Bello reportaje como todos los que publicas, así dan ganas de viajar, nos invitas en todas tus aventuras. Un abrazo.

    Responder
  9. Maria eugenia

    Que relato tan bonito, las fotos geniales, me dio risa la de la lluvia empapando el vidrio, realmente uno se siente dentro de la historia, y la gente tan cariñosa.

    Precioso Carmen, felicitaciones!!!

    Responder
  10. Roberto Mayer

    Excelente reportaje Carmen, y las fotos maravillosas en especial la panorámica

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Gracias por tu palabras, Roberto. Debo reconocer, sí, que esa preciosa imagen panorámica me apareció de repente en internet y no la he podido volver a ver. Lo único que quería era ponerle el crédito a la persona que tomó la fotografía. Todas las mías fueron tomadas con mi celular. Un error mío porque me basé en esta tecnología pequeña, en lugar de llevar mi Nikon profesional que adoro. Para la proxima…

      Responder
  11. Florencia Albonico

    Carmen, te felicito por esta linda descripcion de Puerto Aysen, que desafortunadamente no he conocido aun y espero0 visitar pronto. En 2014 hice un crucero desde Valparaiso a Buenos Aires y pasamos por todos esos fiordos maravillosos .
    Cariños, Florencia

    Responder
  12. Milicent Macowan de Fernández

    Carmencita, que linda publicación de una zona que nunca conocí, que pena, a pesar que mis hijos, que viajaron mucho en su niñez y juventud con grupos misioneros del Colegio Verbo Divino o como scouts, siempre me dijeron que era la zona mas hermosa del país. Gracias por mostrarmela ahora, felicitaciones por tus fotografías de celular…siempre nos sorprendes, bravo !!! Cariñoso abrazo,

    Responder
  13. G> Delfierro

    Carmen, linda publicacion que trae algunos recuerdos. He estado 2 veces en Coyaique pero no visite Puerto Aysen. Tengo parientes en Coyaique, donde se movieron por su situacion finaciera hace muchos anos, en un momento en que el Gobierno daba tierras a quien se quisiera asentar en la zona. Los hijos de mis parientes viven alla y gozan del terreno, cazando pescando y cultivando algunas cosas. My buen reportaje, lindas las fotos, solo faltó la cancion «Bajando para Puerto Aysen. Gracias

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Aaayyyy, Gonzalo. Sé que tú vives en Washington. Tenías toda la razón. Había que incluir la música. Pero, nobleza obliga. Déjame buscar la canción y te la incluyo para que escuches su letra…

      Responder
      • Carmen Schmitt

        Listo, Gonzalo Del Fierro. Te incluí la canción, esta vez en una versión más moderna, interpretada por Los Huasos Quincheros. Si miras nuevamente la nota, verás al grupo folklórico, donde posiblemente reconocerás a sus componentes.

        Responder
  14. Gonzalo Redondo

    Me encanto leer este viaje por Chile.
    Que vengan muchos mas.

    Responder
  15. ALFREDO ALLIENDE

    Hola Carmencha;

    Tu relato describe los lugares más lindos de Chile. No importa para donde tu mires es una postal que nunca olvidaré de las veces en que estado por allá.

    Una aclaración no más, yo tuve un disco de esos muy antiguo, de 78 rpm, de los Cuatro Huasos, que entiendo eran precursores de los Quincheros, con ‘Bajando pa’ Puerto Aysen’.

    Un abrazo.

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Exacto, Alfredo. Son «Los Cuatro Huasos». Rectifico de inmediato. Gracias por advertírmelo…!!!

      Responder
  16. Maru

    Estoy escuchando mientras leo, bello bello me encantó que incluyeras la canción! que velocidad, felicitaciones Carmencita

    Responder
  17. Matias Vieira Guevara

    Desde 1971 he estado tres veces en Puerto Aysén.
    Tengo muchas fotos, especialmente de ese camino Coyhaique – Puerto Aysén, que es uno de los más hermosos que conozco.

    Responder
  18. Evelyn Abu

    Carmen querida, fue un gusto conocerte en este viaje a Coyhaique que disfrutamos en 5 días, yo me quede unos días mas, y fui a Puerto Aysen el día lunes 17 de enero y me toco un día lindísimo, además fuimos a termas Ensenada Perez que zarpa desde puerto Chacabuco que es un ensueño 🙂 .

    Responder
  19. María de los Angeles Amenábar

    Carmen querida, no te conozco , pero sí, en tus visitas a distintas ciudades del mundo y que son, cada cual, más maravillosas que las anteriores.
    Sin dudas, me pareció muy importante que me quedara con esta región de Aisén, por ser chilena y que, desgraciadamente, no he tenido la oportunidad de conocerla y que todavía no pierdo el momento para viajar a ella en algún crucero que recorra todas esas tierras tan lindas de nuestro querido Chile. Tuve la posibilidad de irnos a vivir a Punta Arenas y no lo hicimos en su momento, los colegios de los niños, etc.
    Todavía me pena esa posibilidad de hacerlo, pero aún, habrá oportunidad de conocer.

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Gracias por compartirnos tu experiencia, María de los Angeles. Siempre hay tiempo, siempre se podrá conocer lo que aún tenemos pendientes. Te contaré que yo misma me sorprendí con la facilidad de hacerlo. El avión se demoró solo 2 horas en el tramo Santiago/Coyhaique, y hay muchas promociones vía Sernatur que hacen posible lindos alojamientos con tours incluidos. A estar atenta porque lo vas a hacer…!!!

      Responder
  20. Patricio Reyes Budelovsky

    Carmen, una aclaración muy necesaria:
    La canción Bajando pa’ Puerto Aysén no la compusieron los Cuatro Cuartos, ni los Quincheros y tampoco Los 4 Huasos. La letra es de Alejandro Flores, gran dramaturgo chileno y la música la compuso Diego Barros Ortíz, ex Comandante en Jefe de la FACH.
    Efectivamente los 4 Huasos, anteriores a los Huasos Quincheros fueron los primeros en interpretala y luego ha estado invariablemente en el repertorio de estos últimos, que aún la cantan, porque es un tema emblemático y conocido internacionalmente.
    Gracias por compartir el video con la interpretación en público del que fuera mi grupo por 28 años.

    Responder
  21. Carmen Schmitt

    ¡Qué impresionante, Patricio…!!! Gracias por la aclaración, que todos apreciamos, y felicitaciones por tus 28 años con Los Quincheros. Sencillamente históricos…

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This