CASABLANCA HISTORICA | Que se resiste a ser ciudad

Fundada en 1753, yo he estado muchas veces en Casablanca.  Sin embargo, por primera vez la miré con otros ojos: los de Alfonso Cangas, historiador local, a quien le importa que el patrimonio de este lugar trascienda más allá de considerársela un simple paso entre Santiago y Viña del Mar.

 

 

“En la Iglesia de este pueblo contrajo matrimonio el presidente Manuel Montt con su prima Rosario Montt. En el fundo San Gerónimo, que queda en dirección hacia Las Dichas, vivió el presidente José Manuel Balmaceda. Dice la historia que en 1891, poco antes de los combates de Placilla, ambos se reunieron aquí -en la casa de Valentín Cangas, mi abuelo- para tratar de solucionar el grave problema político que enfrentaba el país. Estuvieron solamente ellos dos. Y cuando salió Balmaceda, el abuelo Valentín le preguntó cómo le había ido. Su respuesta fue: “Está todo perdido”. Entonces el primer mandatario se subió al coche, partió a Santiago y luego se suicidaría”.

 

 

Un aporte de Alfonso Cangas fue colaborar con el libro “Tesoros ocultos de la región de Valparaíso, al rescate de nuestro patrimonio desconocido”, que la Policía de Investigaciones (PDI) publicó el año 2012: “Me contactaron y, con los investigadores a cargo del prefecto Gilberto Loch Reyes, fuimos hasta allá arriba, a Tapihue, donde está la grutita a 16 kilómetros de Casablanca. Ese libro ya no existe, pero yo guardo uno”, subraya, refiriéndose a la construcción de la casa patronal “Los Perales de Tapihue”, compuesta de una veintena de habitaciones de fines del siglo XVIII. Con una fructífera producciòn de vino hasta hace una década, hoy es un sector reconocido por ser parte importante de la ruta del vino. No obstante, su valor más preciado es que fue cuna de San Alberto Hurtado, quien llegó a la zona a días de haber nacido el 22 de enero de 1901, un santo que cambió en Chile el rostro de la pobreza. “Los terremotos nos han derrumbado todo. La que no sufrió con el terremoto -pero que la derribaron- fue la casa donde vivió el Padre Hurtado. Hoy solo queda una palmera, pero su estatua está frente a la Iglesia, centro de Casablanca, en plena Plaza de Armas”.

 

 

Otra herencia -que tuvo una secuencia de distintos propietarios- es la casa y oratorio colonial «Fundo Orrego Arriba», constituida como sociedad agrícola el 5 de julio del 2015 por María Alicia de la Cerda Alamos y sus hijos. La estancia fue hijuela de las casas de Orrego Arriba, la que en la actualidad se buscaría transformar en atractivo turístico. Como dijo el historiador Archibaldo Peralta, parte del equipo del libro de la PDI: “La idea es rescatar lugares por donde el chileno pasa todos los días, pero ignora o no sabe lo que está viendo”. El oratorio, en su interior, es otro hito histórico. Aquí se celebraron matrimonios hasta del contingente del Ejército Libertador de Los Andes, cuyo objetivo era acabar en Chile con el imperio español.

 

 

El amor por Casablanca lo heredó Alfonso de su papá, quien como secretario municipal inició entonces un catastro fotográfico. Tendría a su haber también otros indicios: “Mi bisabuelo llegó de España en 1860 y fundó el primer emporio, del cual se abastecían los 3.000 habitantes que tenía Casablanca (que, por lo general, pagaban con la cosecha del año). En la actualidad, tiene casi 30.000. Y a pesar de todo, siempre me he negado a decir “ciudad”. Seguimos siendo un pueblo, en que a las 4:00 de la tarde está todo cerrado, el casablanquino duerme siesta, a las 10:00 de la mañana recién abre y quienes somos más antiguos, siempre nos saludamos. Eso es lo bonito de vivir acá. Su gente…”.

 

 

En su opinión, el cambio más visible de Casablanca se visualizó a partir de los años ´90, en que llegaron las viñas y, en consecuencia, una mayor cantidad de gente: “Ahora están parcelando mucho, la gente de Santiago quiere huir de la ciudad y busca donde vivir más tranquilo. Y aunque no tenemos monumentos, hay cosas que apreciar”, recomienda, comenzando por la parroquia Santa Bárbara -construida en 1796, setenta años antes de la fundación de Casablanca- la que conserva el mismo emplazamiento que se le dio bajo el mandato de Ambrosio O´Higgins, entonces Gobernador de Chile.

 

 

Entre otros atractivos frente a su plaza: el Centro Cultural (que alberga al Teatro Municipal, el Museo Arqueológico y la Biblioteca Pública); la Municipalidad, inaugurada en 1945 bajo el período de Arturo Echazarreta Larraín; la estatua de Julio Montt Salamanca (uno de los 77 soldados que murieron en el combate de la Concepción); la piedra en homenaje a Luis López Mendez (patriota venezolano y amigo de Simón Bolívar que participó en la Independencia de América); la escuela Arturo Echazarreta Larraín, creada en 1928 en memoria de quien fuera alcalde por 20 años, y a quien -sin cobrar sueldo- se le debe la existencia del estadio, el cementerio y la población municipal; la cafetería «La Ruta del vino» (que ofrece los tours a las viñas); y también frente a la plaza la Cárcel, considerada la más tranquila del país. Usted no me creerá, pero hasta presos de otras ciudades postulan para ser trasladados aquí, según me lo señaló orgulloso el mismo Aicalde de Gendarmería, Héctor Urrutia.

 

 

Para su gente, importa también la casa de Jorge Montt, Presidente de Chile después de la guerra de 1891; el restaurante “El Algarrobo”, de comida típica chilena; la fábrica de chocolates y empolvados «El Nogal», en calle Del Roble 25; Las Dichas, pueblito a 10 kilómetros, con casas solo alrededor del camino, donde había lavaderos de oro y donde estaban las aguas termales (hoy Porvenir) y por donde también pasaba el ramal del Camino del Inca que iba hacia Melipilla. Y por último, no por eso menos importante, sus 14 viñas: Casas del Bosque, Kingston Family Vineyards, La Recova, Catrala, El Cuadro, Loma Larga, William Cole, Matetic, Viñamar, Indómita, Quintay, House, Emiliana y Veramonte.

 

 

Para más información, usted puede contactar directamente a Alfonso Cangas: tucapel.184@gmail.com y cel. +56 9 ‭‭‭3396 7596. Como también a Karen Valdés -de la Asociación de Empresarios Vitivinícolas del Valle de Casablanca- en la misma Cafetería «La Ruta del vino», frente a la plaza:  kvaldes@rutadelvinodecasablanca.cl, tel. (56-32) 2743755 y cel. +56 9 6572 9579. Ellos estarán felices de ayudar.

Habilidades

Publicado el

2 marzo, 2020

35 Comentarios

  1. Adriana

    Carmen, felicitaciones por el reportaje!
    Al conocer su interesante historia y sus costumbres recién podemos sentir que conocemos mejor esta ciudad.
    Un verdadero aporte para todos los chilenos
    Muy buenas las fotos!

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Gracias por el feedback. La verdad es que fue muy interesante reportear Casablanca. Tiene mucho más historia de la que yo me hubiese imaginado, aunque creo que nos falta mucho por conocer aún…

      Responder
      • Beatriz contreras herrera

        Alli en el fundo llampaico,casablanca vivio mi antepasado José Jesús hernández Ibarra quien a los 17 años se enlisto para pelear en el combate naval de iquique,un joven grumete, valiente,que.murio en el combate debido a las heridas ,y su cuerpo no pudo ser rescatado, nacio en 1862, su padre era liberato hernández y su madre margarita Ibarra todo esto es parte de mi historia familiar . El era hermano de la abuela de mi abuela por parte de su madre .

        Responder
      • Jorge Tyrer castro

        Muy lindo Carmen la historia de casablanca ,yo soy criado en el casablanca antiguo cuando las viñas no existían yo fui criado por mis abuelos Arturo castro y mi abuela Camila Montt en el fundo el mirador todo los domingo nos juntabamos en la plaza de casablanca después de misa lindas historias

        Responder
        • Carmen Schmitt

          ¡Qué interesante historia, Jorge! Ojalá que en una de mis idas a Casablanca podamos conversar y conocer más sobre tu vida en este precioso pueblo que -gracias a Dios- sigue siendo pueblo….

          Responder
      • Never Ariel Chopitea Mancini.

        Estimados tengo curiosidad de saber de mis ancestros Chopitea que vivieron aquí en casablanca siglos atrás ‘ donde trabajaban la tierra con los pobladores ‘, y según la historia se fueron dice porque la gente peleaba mucho entre ellos .
        Me interesa saber más. Por favor.
        Muchas gracias .

        Responder
  2. Alfredo Alliende

    Hola Carmen; muy buen artículo que ofrece mucha historia de ese «pueblo» que ya es ciudad.

    Lamentablemente, el recuerdo me saca más de una lágrima.

    Responder
  3. Barbara Mayer

    Qué buenas historias! Gracias Bendito Planeta por recuperarlas y contarlas de manera tan entretenida!

    Responder
      • anita kreft

        Carmen felicitaciones por este reportaje y una excelente invitación a recorrer la historia

        Responder
        • Carmen Schmitt

          Gracias, Anita… Además que existen tanto otros lugares con historias a descubrir!

          Responder
  4. Judith Arango

    Casablanca ademas de hermoso, lleno de historia.

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Ahora, Judith, debemos escribir una nota sobre las casas de Orrego Arriba. ¡Y para qué decir sobre las viñas…!

      Responder
  5. César

    Muy interesante, don Alfonso es nuestra biblioteca andante en Casablanca. Contagia su amor por la comuna. Gracias por dar a conocer parte de su historia. Casablanca es mucho más que sólo viñas.

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Totalmente de acuerdo, César. Gracias por su comentario.

      Responder
      • Angelica

        Excelente me encantó leer esta información podrían recabar más vivo en Casablanca hace 3 años y no .e iría

        Responder
  6. Antonio Silva

    Tremendo tu reportaje Carmen. Se nota tu tremenda experiencia en la revista Cosas, en la forma de contarla. Mi familia paterna es de ahí, tengo aún muchos tíos y primos. Y mi abuelo, tiene su anécdota de darle un «tatequieto» a un Montt insolente, que lo quiso golpear. Una de mis tías es vecina tuya en Poza Oscura. Por Casablanca es que estudié Agronomía y mi papá tiene también varias historias de Tapihue de cuando era chico

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Qué interesante lo que me cuentas, Antonio. Me encantaría saber más de tus recuerdos. Descubrir a Casablanca ha sido demasiado entretenido. Gracias mil por tu comentario…

      Responder
  7. Jaime Jara.

    Casablanca y su gran historia. Personajes , hombres y mujeres que dieron mucho por engrandecer este terruño. Pintores y poetas, Alejandro Galaz y Arturo Gordon, por ejemplo. Ana Román, Elsa Carrera, Ifisa Alvarez. Por supuesto Alfonzo Cangas padre he hijo, guardianes de la historia casablanquina. Las viñas son sólo un anécdota actual. Lamentablemente no aportan al desarrollo de la comuna. Lamento la mala redacción del artículo.

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Jaime, gracias por aportarnos su punto de vista. Sobre las viñas, comparándolas con las de otros sectores, como Santa Cruz por ejemplo, es que allá se las ha incorporado con algo atractivo al centro de la ciudad, cosa que no ocurre en Casablanca. Por lo que también la Municipalidad tendría aquí una misión.

      Responder
  8. Sylvia Behnke

    Carmen, me encantó el reportaje de Casablanca, dan ganas de ir.
    Por otro lado, hay tantos pueblos y ciudades que han hecho nuestra historia y a veces ni siquiera la gente que vive ahi la conoce.
    Sería lindo que continuaras con otras localidades.
    Miles de felicitaciones

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Sylvia, mil gracias por tu input. Feliz de que contemos las historias de tantos pueblos chilenos, que los mismos chilenos desconocemos, por lo que estoy abierta a todas las sugerencias. Por ejemplo, me encantaría hacer algo sobre Paredones…!

      Responder
  9. Waldo Vera Sanchez.

    Estupendo valorar nuestro patrimonio. Casablanca se impone con su calma y su historia en el contexto nacional. La invito a realizar un reportaje sobre nuestra añosa iglesia y sobre las obras que tambien han desparecido, como El club social.

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Waldo, me parece interesantísima su sugerencia sobre la historia de la iglesia. Piense usted que si existía 70 años antes que se fundara la ciudad, la curia debió estar presente.

      Responder
  10. Eleonora Godoy Divin

    Excelente y necesario articulo; me ha significado encontrar con mucha alegría un pedacito de camino personal. Me permito compartirlo…

    Como estudiante de arquitectura, hace bastante, decidí hacer como proyecto de taller, una remodelación de una obra real ( los proyectos en gral. son hipotéticos…) pero la violenta realidad política me provoco la necesidad de alejarme de Santiago y concentrarme en la idea de remodelar idealmente algunas construcciones de carácter religioso. Una de ellas, me llevo a conocer el valle de Casablanca de aquella época, su pueblo y… el Santuario de lo Vasquez. El recuerdo que me quedo, se expresa en una palabra: Remembranza.
    No existía ruta del vino, no supe nada de la historia del lugar, solo vivi en alguna medida el carácter de los diferentes espacios (muy perdidos..) apropiados claro para una remodelación que aunque puntual, iba depender de una vision del lugar en su conjunto. Así, me resultaba vital, necesario, encontrar una actividad de union entre Santiago y Valparaiso, lo que solo pude imaginar como una dinámica natural-humana…sin tener idea qué!…solo allí podía justificar una remodelación que acogiera de manera adecuada un flujo importante de gente y elevar la imagen del Santuario y su preciosa virgen que me parecían tan aislados casi al final del precioso valle…
    Aunque aprobé el trabajo final, quedé muy insatisfecha, con sensación de vacío, de inacabado, y quise olvidar absolutamente todo…y lo había logrado, hasta ahora.
    No tenia idea, no vi, que a partir de los anos 90 se instalaron las viñas creando una preciosa Ruta del Vino a través del valle de Casablanca, que se honoro la presencia de S. Alberto Hurtado en un pueblo revitalizado, y visitando el sitio web del Santuario, me informo que después del fuerte sismo de 1985, se realizo una completa remodelación del templo, la torre, con un bello campus, etc. en gran medida, un programa muy semejante a mi proyecto. Hay Dios, que emoción e increíble saberlo!

    Gracias Carmen por tu gran contribución!

    Eleonora

    Responder
    • Carmen Schmitt

      ¡Qué valioso comentario, Eleonora, el que compartes con todos nosotros..! Y mira cómo coincide Waldo Mora con tu mensaje sobre querer conocer más de la historia de la iglesia… Tengo fotos de su interior, pero no del resto de sus alrededores -que es a partir de la cual se planificó la ciudad (a diferencia del resto de las ciudades chilenas que se emplazaban desde su plaza de armas)- por lo que esto me queda como tarea pendiente contigo.

      Responder
      • Eleonora

        Demasiado largo, mi comentario, disculpen!

        beso

        Responder
  11. Patricia Salazar Ballester

    Que hermoso saber más de mi amado Casablanca, soy CASABLANQUINA nacida y criada en este bello pueblo, recorriendo sus pocas calles pavimentadas, su plaza con sus bancas de piedra protegidas con toldo de pino, escondite predilecto de las parejas y vecinos que cada fin de semana repletaban el lugar para compartir y copuchar con los vecinos. Que momentos aquellos de recuerdos de infancia y juventud. Doy las gracias al señor Cangas por entregarnos desinteresadamente un pedacito más de nuestra bella historia.

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Si, Patricia. Alfonso Cangas fue un aporte fundamental. A todo honor.

      Responder
  12. Mabel Briceño

    Fantastico reportaje, solo siento no conocer Casablanca lo suficiente y dan muchas ganas de hacer una visita!!

    Responder
  13. Veronica lira

    Querida Carmen muy bueno tu reportaje de Casablanca en realidad trasmitiste lo que verdaderamente es este encantador pueblo que tenemos tan cerca de Santiago
    Muchas gracias y sigue enseñándonos nuestro país del que tan poco conocemos

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Verónica, nada me hace más feliz saber que te identificaste con ese lugar de Chile tan hermoso. Abierta a todas las sugerencias que tú me puedas hacer llegar. Chile hoy es nuestro foco de atención porque salir al exterior nos tomará 3 años. Hagamos todo lo que sea mostrar viajando por tierra en nuestro territorio…!

      Responder
  14. Leonidas

    Tremendo reportaje .. y tal como su titulo dice un Pueblo/Comarca que se resiste a ser ciudad. De ser un pueblo Agricola/Ganadero a producir los mejores vinos de Chile.
    Aletargada en su economia y en parte destruida por terremotos ha sobrevivido los embates.
    Aun se puede caminar por sus calles y su plaza y recibir un saludo desde una bicicleta o desde un auto de los miles que transitan.. Aun sus gentes se conocen entre si y comentan sus vidas como tertulias .. quizás menos hoy por el cambio en la sociedad.. pero allí aun esta la talla a flor de labios, el partido de fotboll y una oración por aquel que esta padeciendo.. Hoy los hijos de los hijos y de los hijos viven en ella en compañía de otros chilenos y extranjeros.
    Casablanca creció y pronto dará el paso un paso que no sera forzado se ira dando lentamente como toda su historia…(desde Suecia/Casablanquinos por el mundo)

    Responder

Dejar un comentario para Patricia Salazar Ballester Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This