THE SANTA MARIA HOTEL & GOLF RESORT

EL LUJO AL MAS ALTO NIVEL

Aquí la excelencia subyuga. Es lo que me pasó en Ciudad de Panamá cuando una mañana llegué a conocer The Santa María Hotel & Golf Resort, cuya apertura había tenido lugar hacía 3 meses. “¿Quieres un expresso, un capuccino?”, me preguntó su gerente general, Fidel Reyes. Si bien le agradecí porque no era necesario, su respuesta me desmostró una vez más esa atención superlativa: – ¿De veras? ¿Por qué? Tenemos un café espectacular de tierras altas de Chiriquí. Es en serio. Tenemos el mejor café de Panamá. ¿Quieres una taza de geisha? ¿Sabes lo que es el Café Geisha? Es un café que ha sido subastado en Japón por más de $220 la libra. Está rankeado entre los 5 mejores café del mundo. Se vende en Japón, China y Europa. Y Panamá lo cosecha en Chiriquí. Permítanme decirles que no sólo Fidel Reyes… Todos tenían esa clase de mundo de ensueño que exhibe hoy esta extraordinaria propiedad en la capital panameña.

 

 

Sin él saberlo, el día anterior yo había ido a su Brunch, que me fascinó. Y allí me encontré con este hotel de proyección múltiple, dirigido tanto a un mercado corporativo como a uno familiar y de descanso. Un ambiente donde el huésped tiene ante sí una combinación única entre naturaleza y ciudad, una vista espectacular que pocos lugares tienen y todo a pasos del bullicio cosmopolita, pero donde el turista puede relajarse en un grato silencio y donde es tratado como en casa. Para Fidel Reyes -mexicano, especializado en el mundo de lujo desde que se inició hace 30 años en Puerto Vallarta y que desde hace 6 años forma parte del grupo panameño VerdeAzul- el protocolo de The Santa María Hotel & Golf Resort cumple con todos los requisitos de un Luxury Collection de un Marriott mundial, con la garantía de la marca Starwood, haciendo la diferencia y llevando lo autóctono al nivel más elevado. Y aquí, a pasos, se dispone de un campo de golf propio de 18 hoyos, de Nicklaus Design, el diseñador de canchas de golf más famoso del mundo, a lo que suma salones interiores insuperables, prestos tanto para reuniones de trabajo privadas como para fiestas de sofisticación máxima. Y, por supuesto, incluyendo piscina con vista a las canchas de golf, habitaciones cálidas y un Spa fuera de serie.

 

 

Si, su gastronomía me robó el corazón. El Brunch de ese domingo, al que llegué por casualidad, fue un imán. En sus comedores, no cabía un alma más. Si bien la ciudad podría estar prácticamente vacía, el hotel estaba repleto, convertido en un destino de familia, habiendo cautivado al mercado local.  De hecho, el Brunch tiene ofertas para todas las edades, incluyendo una estación específica para niños. “Porque los chicos también quieren sentirse parte”, puntualizó su gerente general. “Llevamos 6 semanas haciendo el Brunch, y hay gente que ha venido 5 semanas seguidas”. Con tres restaurantes, lo culinario aquí es estrella: el Mestizo, que mezcla lo europeo con lo americano. Otro es el Aqua y,  en los próximos días, se inaugura uno más en la Casa Club de Golf, especializado en carnes.  Como Chef Ejecutivo está Dani Osorio, quien desde 1990 tiene una significativa trayectoria en los hoteles Marriott y que en el Santa María se inclinó por la cocina internacional y la fusión con diversidad. De hecho, aquí está la cocina panameña con un toque global. Platos que uno encuentra en cualquier lugar al interior del país, pero con una riqueza culinaria a otro nivel.

 

 

Desempeñándose en un mundo de alta competitividad, Daniel tiene claro: “Escucho lo que le gusta a los comensales, pruebo ingredientes y hago cambios para complacerlos. Me encanta lo nuevo, como también utilizar productos autóctonos y tradicionales, mezclados con productos internacionales que sorprendan al paladar. Aquí apostamos a la innovación, de la mano de lo tradicional, incorporando lo nuestro y lo auténtico. Siempre que pienso en nuestro menú, pienso en lo que es Panamá: una mezcla de gente de todo el mundo, lo que se refleja en nuestra gastronomía”.

 

 

Tras dos años de construcción y una inversión de $50 millones de dólares, The Santa Maria Hotel & Golf Resort ya está en pleno funcionamiento. No obstante manejarse en el mundo del lujo, sus ejecutivos se han mostrado también como gestores de acción social, de la mano con la comunidad de muchas formas. Y no solo con donaciones dirigidas hacia sectores más necesitados, sino con una particular inclusión interna que sorprende. Como, por ejemplo: las puertas de sus 182 lujosas habitaciones están identificadas con el sistema braille para facilitar la lectura de las personas con capacidad visual. Y es así: uno siente que está en la ciudad, pero separado del ruido. Se está cerca del aeropuerto, pero con gran conectividad a un paso de la ciudad.  Y ahí el turista relajado, deleitándose con el sonido del agua proveniente de una fuente en el jardín, mientras escucha música agradable, propia de un hotel vibrante.

 

 

COMO LLEGAR

 

Habilidades

, , , ,

Publicado el

14 julio, 2018

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This