RECUERDOS| De Barcelona y alrededores

Reminiscencias de quien hizo un breve centro de su existencia en esta gran ciudad.

 

Texto y fotografías: Ana Rosa Romo

 

Como en toda gran ciudad de Europa, en Barcelona es mucho lo que uno puede conocer: museos, iglesias, parques, edificios famosos… Uno de los lugares que visité y que me dejó gratamente impresionada fue  el Centro Cultural del Born, un verdadero viaje al siglo XVIII. Es su antiguo mercado, uno de los primeros edificios de la arquitectura de hierro y vidrio de Barcelona, obra de Josep Fontserè, inaugurado en 1876 como mercado minorista, y que desde 1921 albergó el Mercado Central mayorista de frutas y verduras de la ciudad hasta 1971. Después de tres décadas de debate sobre qué nuevo uso darle al edificio, el descubrimiento allí del yacimiento de un antiguo barrio de la ciudad de 1700 fue decisivo para  convertirlo en un Centro Cultural y espacio de memoria, que fue inaugurado solo hace 6 años.

 

 

Los trabajos de excavación dejaron al descubierto 8.000 m2 del barrio de la Vilanova del Mar. Lo que se exhibe hoy son 6.700 m2 de ese sector, donde se indican lugares que fueron clave, como el Puente de la Carnicería y la Plaza del Mercado, donde también fueron descubiertos  baldosas y miles de objetos de uso cotidiano. Al recorrerse el contorno del yacimiento, se observan detalles de las ruinas que están más abajo, protegidas por una baranda con paneles de vidrio y borde de madera que rodean todo ese perímetro… Cruzando los datos arqueológicos con la documentación notarial de la época, fue posible saber cómo vivían los barceloneses entonces, cómo eran los interiores de las casas, que oficio tenían sus dueños ¡y hasta identificarlos con nombres y apellidos! Y es que en este imponente edificio, cercano a la Basílica Santa María del Mar, se unen ruinas arqueológicas del siglo XVIII, la estructura del edificio del siglo XIX y la moderna restructuración realizada en el siglo XXI.

 

Pasifae en Vilanova

 

 

Vilanova i la Geltru es una hermosa ciudad a 49 kms de Barcelona, donde se llega después de un recorrido de 45 minutos hasta allí por tren. Tiene puerto deportivo, playas, paseo marítimo, campo de golf… y una escultura de singular belleza: Pasifae. A orilla del mar -donde se eleva la imagen de la vaca y Pasifae y el viento sopla fuerte- todo es sobrecogedor. Admirable obra del artista Oscar Estruga Andreu, realizada con tres toneladas de cobre, e instalada en la playa de Ribes Roges de Vilanova i la Geltrú desde 1998.

 

 

Es su interpretación del Mito de Pasifae, la esposa del Rey Minos de Creta, que se enamora de un toro blanco y manda construir una vaca de madera, donde se esconde para consumar su amor con el toro. De su unión nació el Minotauro. Mi visita fue en un día de febrero con sol, pero muy frío, la atmósfera perfecta para estremecerse, pensando en esa locura de amor que no tuvo límites, a pesar de su imposibilidad. Por amor siempre estamos dispuestos a desafiar al mundo, y Pasifae parece una inspiración. Tal vez por eso impresiona y estremece tanto. Estruga, artista contemporáneo aun vivo, se ha dedicado a la pintura, grabado, escultura, dibujo y acuarela. Y como escultor ha recreado mundos antiguos, que hacen referencia a la cultura griega y sus mitos, a los que entrega su particular mirada.

 

 

Habilidades

, ,

Publicado el

27 abril, 2019

42 Comentarios

  1. Patricia Campos Pérez

    No esperaba menos de mi amiga Anita Rosa Romo, extraordinaria profesional, con basta experiencia. Admirable sus relatos. Solo me resta agradecerle por tan bellos retratos e historias de Barcelona, toda mi admiración para ella, notable Anita Rosa.!!

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Paty! Qué bueno que te gustaron los relatos.

      Responder
  2. Yolina

    Anita que hermoso todo lo que describe. Imagino como disfruto aquello tan hermoso. Mi admiración para usted . Bello como hace que una como lectora viaje junto a su relato.

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Yolita. Me alegro que hayas «viajado» a través de estos relatos.

      Responder
  3. Angela

    Qué lindos e interesantes tus recuerdos de la bella Barcelona. Escribe más..

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Ángela!!… ya viste que mi editora Carmen Schmitt opina lo mismo que tú. Trataré de esmerarme y volver a escribir…

      Responder
  4. Laura Ciussi

    Anita, desde Italia te envìo mi opiniòn… me has dado la pauta para conocer mejor Barcelona y alrededores cuando estarè por esos lados.
    Gracias por lo que haces!!……y continua….

    Responder
    • Ana Rosa

      Laury querida! Me alegro haber aportado datos para tu próximo viaje., Se que Barcelona es una de las ciudades a las que te gusta volver. Te acordarás de mi en ti próxima visita.

      Responder
  5. FERNANDO COSIALLS

    Que maravilla poder transformamos al pasado con esos relatos y esas vivencias, Barcelona debe ser una de las ciudades que siempre se puede volver a visitar, gracias.

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Fernando! Así es, hay lugares de Barcelona que nos transportan al pasado.

      Responder
  6. Maritza Las Heras

    Anita, gracias por tu relato, como siempre amena, entretenida y aportando conocimiento. Me encantaría poder conocer esa escultura que imagino debe ser impresionante. Como relatora de viajes eres excelente, te lo he dicho antes, creo que consigues llevar al lector a viajar contigo. Espero que tengamos la oportunidad de recibir otro de tus recuerdos transformados en relatos de este bendito planeta. Un abrazo!

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Mary!… Si, ya sé.. eres una de las personas que siempre me incentiva a escribir, como lo hacía Rubén Adrián, Trataré de hacerte caso. ¡Y que bueno que te hice «viajar»!

      Responder
  7. Ale Briones

    No conozco España, es una deuda que tengo pendiente. Más aún quiero conocer Barcelona. Una de mis mejores amigas vivió ahí un año y mi hermano estuvo trabajando casi un mes en la ciudad.
    Sus historias me llenaron de ganas de conocer.
    Gracias Anita por este pequeño viaje escrito, ya sé cuáles son algunos de sus imperdibles! Espero ir en el corto plazo. Un abrazo!

    Responder
    • Ana Rosa

      Si Ale!!! De todas maneras que tienes que ir. Aquí hay solo una pincelada. Son tantas las cosas que puedes conocer y disfrutar. Espero que vayas y que no sólo visites El Born y viajes a Vilanova, sino que descubras otros cientos de lugares.

      Responder
  8. Rosario Larraín

    Felicitaciones a mis colegas Ana Rosa y Carmen por tan entretenido espacio!!
    Realmente dan ganas de volver a Barcelona y visitar tantos hermosos lugares que no alcanzamos a ver en una primera pasada.
    Espero tener la oportunidad de leer más crónicas viajeras!!

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Rosario!! Eso!! Ojalá Barcelona sea tu proximo viaje.
      Y yo trataré de escribir algo más.

      Responder
  9. M. Angélica Toledo

    Afortunada me siento de poder recibir esta crónica tuya Anita con la seguridad de una pluma madura, entretenida y de gran conocimiento natural de estos lugares tan atractivos me ha recordado mis antiguas latitudes del Norte- Escandinavia con esos cielos tan diáfanos, luminosos donde el viento se aloja con toda su fuerza. Bello!

    Felicitaciones para Carmen Smith por esta revista y otras tantas para ti Anita

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Angélica. Querida amiga y colega acabas de mencionar tu estada en tierras escandinavas. te aseguro que Carmen va a reparar en eso y te pedirá que escribas algo de aquello. No todo el mundo tienen la oportunidad de vivir en Suecia y en Noruega durante un tiempo. Sería lindo un relato tuyo.

      Responder
  10. Ximena Miranda

    Fantastico!! me gusto mucho, es como ir viajando junto a ti. Te felicito muy buen artículo.

    Responder
  11. Ximena Miranda

    Fantastico esta muy bueno el reportaje, es como ir viajando contigo, me gustó mucho,
    Gracias Anita.

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Xime!… Si te sentiste viajando… ¨¡fantástico!. Misión cumplida.

      Responder
  12. Mary Rogers

    Qué buena crónica. Los detalles históricos, arqueológicos y míticos; la excelente fotografía y el tono con que escribes es un placer que, obvio, incentiva a leer más y también a pasear. Hace sólo un par de días una amiga llegó de Barcelona, ciudad a la que iba por primera vez y también quedó maravillada. Es un destino que se agrega el «bucket list». Gracias por el adelanto 😉 Abrazos

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Mary! Vamos cumpliendo ese «bucket list», y empieza por esta ciudad. Seguro que hasta sacas ideas para una próxima novela .

      Responder
  13. Maria Teresa Letelier

    Anita. Que bello que escribes, que hermoso y sentido relato, en realidad parece un poema, como se nota tú emoción y tus recuerdos. Me hiciste recordar la bella Barcelona, que aunque he estado varias veces allí, no conocía el Centro Cultural del Born, pero prometo que en mi próximo viaje a Barcelona, visitarlo será lo primero que haré. Gracias, un abrazo.

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Maria Teresa!! Me alegro haber despertado tu curiosidad por El Born. De verdad es impresionante y vale la pena una visita.

      Responder
  14. Eugenia beghelli Páez

    Como siempre !!! Muy entretenido y ameno viajar contigo a través de tus sentidos relatos .Hace mucho que ya deberías haberte decidido a escribir más,para nuestro agrado y para alivianar tu corazón !! Un Abrazo y «quedo a la espera de……….. más relatos «

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Eugenia!! Qué bueno que te hice viajar. OK…ya vendrán más relatos.

      Responder
  15. Amaranta Navarro

    Qué lindo!
    Es una muy buena invitación a conocer esos lugares. Esto definitivamente se guarda para cuando pueda pasear por allá.

    Responder
    • Ana Rosa

      Bien Amaranta!! Ya verás…capaz que sea luego ese viaje y te acordarás de mí.

      Responder
  16. Patricia Moscoso

    Gracias Anita Barcelona es tan diversa ,que tu particular mirada nos invita a revisitarla. Ojala subas las crónicas que has escrito sobre Santiago…

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias a ti, Patricia. Ojalá vuelvas a visitar Barcelona.

      Responder
  17. María Regina Vidal

    Anita Rosa, a los pocos segundos de empezar a leer tu crónica ya me sentí paseando por Barcelona y conociendo esos lugares maravillosos y con tanta historia, que describes en forma extraordinaria y con tan hermosas fotos.
    Me transportaste allí porque es una de las ciudades que siempre he querido conocer. Casi lo logramos con mi marido en un viaje a Europa el 2017, pero por esas jugarretas del destino tuvimos que cambiar el itinerario.
    No puedo dejar de agradecerte por la enseñanza que nos deja tu artículo y por reavivar los deseos de estar ahí algún día.
    Por favor sigue con estos relatos que, además de instruirnos, nos invita a soñar.

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Regina!!! Ya verás que el destino los llevará a ti y a tu marido a conocer esta ciudad, que tiene mil lugares maravillosos para conocer.
      Trataré de seguir con mis relatos.

      Responder
  18. Carmen Mera O.

    Otra buena manera de hacer periodismo viajero buscando lo desconocido en su contenido para una gran mayoría, en este caso en Barcelona y sus cercanías. Es lo que ha hecho Ana Rosa desmenuzando aspectos que de pronto pueden pasar desapercibidos por el visitante presuroso. Se agradece ya que agranda la perspectiva de quienes se asomarán por aquellos parajes o revisitarán dichos lugares con el ojo más agudo.

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Carmen. Si, la idea es poder entregar datos con una perspectiva de la experiencia personal, y despertar la curiosidad del viajero. Ojalá puedas «asomarte» por esos lados.

      Responder
  19. Hilda

    Dan ganas de viajar… inspirador relato. Amo las esculturas en espacios públicos y la que Pasifae que describes, me ha dejado arrebatada. Tal como dices, el amor a veces nos vuelve locos o nos hace hacer locuras, aunque es una locura deliciosa en la vida, ¿o no?

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Hilda!!! No te imaginas lo emocionante que es conocer la escultura Pasifae. Y nosotros con Rubén Adrián la visitamos cuando viviamos nuestro maravilloso amor. Era todo mágico.

      Responder
  20. Nené Aguirre

    Anita Rosa .
    Que buena pluma y que recuerdos de Vilanova pequeña ciudad que visité hace un montón de años y ese toro majestuoso no estaba en ese imponente lugar.
    Espero regresar a Barcelona muy luego para recorrer la ciudad y volver a Vilanova a ser testigo de ese amor imposible!!

    Responder
    • Ana Rosa

      Gracias Nené!! Si!! Tienes que volver y visitar esa playa de Vilanova que impacta con la escultura del mito de Pasifae.
      Y seguro te acordarás de mi…

      Responder
  21. René Durney C.

    ¡Uff…! Qué agrado leerte, amiga. Como ya sabes, viví en Barcelona y todo lo que relatas es parte de esa vida mía y de mi familia en los duros momentos de la diáspora chilena. En Barcelona recuperé la libertad de volver a caminar la noche y encontrar una librería abierta ¡las 24 horas…!
    Como ya te lo he dicho tantas veces, nada me alegra más que un texto escrito con talento y oficio. Un abrazo, colega y amiga.

    Responder
    • Ana Rosa

      ¡Gracias, René! Para ambos, y en circunstancias muy diferentes, Barcelona fue un lugar especial.
      Recordar hace bien.

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This