LAS CAPILLAS DE MARMOL | Al natural

¿Cuánto puede uno imaginarse un lugar que ha visto solo en fotografías? ¿Existen distorsiones de colores por la luz, según el momento del día en que las imágenes se fotografiaron? Para mí era un enigma conocer este Santuario de la Naturaleza, ubicado en las orillas del gran Lago General Carrera, el más extenso de Chile y el segundo de Sudamérica, al compartir aguas con Argentina bajo el nombre de Buenos Aires. Por lo que en la primera posibilidad que tuve para conocer estas milenarias estructuras -esculpidas por el viento y el agua, conocidas como Catedral, capillas y cavernas de mármol (y a las que se accede solo por barco)- partí.

 

 

La ruta más conocida para llegar es partir por tierra desde Coyhaique, capital regional de Aysén, y enfilar por la Carretera Austral 223 kms al sur, en dirección a Río Tranquilo, puerto de embarque y principal localidad entre Cerro Castillo y Cochrane. Un camino impecablemente pavimentado y también de ripio, en que durante estas más de 3 horas de viaje podrá hacer un «alto en el camino» en el puesto de «El arbolito», donde apreciará con toda su alma la posibilidad de poder tomarse un café.

 

 

Y ya en Río Tranquilo, con chalecos salvavidas bien abrochados, 20 personas partimos a bordo de un lanchón, atravesando un mar de aguas picadas durante una hora y media. Si, antes de zarpar nos advirtieron que podríamos enfrentar olas de dos metros. Para quienes íbamos expectantes, fue bueno saberlo. Como también tener claro que uno puede ingresar a las cavernas sin problemas durante el otoño. No en verano, en que las aguas del lago están en su nivel máximo. De hecho, nuestra embarcación solo alcanzó a introducir la mitad de su proa en la primera caverna porque topó de inmediato con las paredes marmóleas. Fueron instantes en que todos intentamos casi acariciar estas formaciones minerales de carbonato de calcio, expuestas en unos 300 metros. Y junto a numerosas otras embarcaciones repletas de turistas, nuestra lancha detendría sus motores para que todos pudiesen tomar el máximo de fotografías que registrarían como históricas. Proseguiríamos luego a las capillas y finalmente a la Catedral (islote mayor que se diferencia de las restantes), visualizando todo a cierta distancia, ni muy cerca ni muy lejos, junto a botes y kajaks que circunvalaban sin cesar ante este escenario de 5.000 millones de toneladas de mármol.

 

 

Que fuimos afortunados en conocerlas, es un hecho. Porque ese mediodía el lago nos permitió un paréntesis de buen tiempo. Tan pronto regresamos empapados a Río Tranquilo (por los saltos del lanchón contra las olas), la Armada cerró el puerto por condiciones climáticas adversas. Definitivamente nuestro viaje marítimo no fue suave, pero perdérselo hubiese sido inimaginable. Una aventura entre infinitas otras que guarda este azul-verdoso Lago General Carrera. Siempre memorable, con sus aguas que desembocan en el Lago Bertrand, el que da inicio al Río Baker, a su vez el más caudaloso de todo Chile.

 

 

Ya en Santiago, al leer dos artículos que la periodista Verónica Díaz  Santibañez había publicado hacía 3 años, reviví ansiosa ese espíritu de Aysén. Las cabañas de ensueño de Mallín Colorado, ubicadas a solo una hora de las Capillas de mármol (para tener en mente donde alojarse la próxima vez): https://benditoplaneta.cl/2018/04/20/mallin-colorado-en-la-carretera-austral/. Y su experiencia, camino a Villa O´Higgins https://benditoplaneta.cl/2018/10/02/villa-ohiggins-en-la-patagonia-profunda/   

Yo quedé más encandilada aún. Y quiero regresar para conocer más esta desolada provincia en la Patagonia, en el Chile Austral. Porque llegar hasta allá es muy fácil. En avión, trayecto Santiago/Balmaceda (el aeropuerto de Coyhaique), el vuelo toma exactamente dos horas.

Habilidades

Publicado el

21 febrero, 2022

15 Comentarios

  1. Mauricio Muñoz

    Maravillosa experiencia….
    Sin duda es un lugar de Fantasía donde pudimos apreciar la mano de Dios en la Naturaleza…

    Un abrazo Sra Carmen

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Mauricio, acabo de recibir 5 fotografías tuyas muy lindas de ese viaje. Intentaré de alguna manera subir una por lo menos, si fuera posible, dentro de la nota que ya está publicada. Dame un poco de tiempo y te aviso…

      Responder
  2. Guillermo Gatica A

    Fuí a la carretera austral hace años,que es una maravilla,pero no llegué al lago General
    Carrera.
    Lo que Ud muestra es fantástico,único,espectacular,una muestra para que los chilenos
    conozcan nuestro país
    La felicito

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Tal como usted dice, Guillermo. Sería extraordinario que la mayor cantidad de gente pudiese conocer Aysén lo máximo posible. ¿Viajes de estudios? ¿Promociones de Sernatur? Mucho por hacer a todo nivel…

      Responder
  3. Olga

    Maravilloso paseo, Carmen. Eres tan inquieta, ideal de vacaciones y precioso. Siempre estamos sabiendo de esas tierras, pero nunca en tanta profundidad. Gracias por el tremendo aporte!!

    Responder
  4. Ivonne de Laire C

    Que lindo viaje, realmente espectacular y tu relato muy entretenido

    Responder
  5. Evelyn Abu

    lindo reportaje Carmen disfrutamos mucho el viaje, me encantaron las fotos, saludos!!!

    Responder
  6. Maria Josefina

    Lindo viaje y te admiro por ser valiente
    Yo no se si podría con olas…
    Muy bueno tu relato y claro q dan ganas de ir
    Están lindo nuestro bello sur
    Gracias por darnos la posibilidad de disfrutar con tus fotos y las descripciones

    Responder
  7. Carmen Schmitt

    Gracias, Chepi, y a todos nuestros amigos por sus palabras que nos incentivan a seguir. Contarles que las terceras fortunas más grandes del país están hoy en Aysén y que muchos emprendedores están adquiriendo terrenos alrededor de este espectacular lago General Carrera. Unos instalando inicialmente un simple container, tomando así posesión indiviaul de un pedazo costero. Sin embargo, tener claro que en invierno el clima es duro, frío, nevado. Mucho, mucho aún por informarnos…

    Responder
    • MT Infante

      Gracias por este relato y las fotografías. Para repetir el viaje.
      Aysén es grandioso.

      Responder
  8. Verobecker

    Hola Carmen que rico leer que conociste esas maravillas, te cuento que estuvimos recién allá, nos toco un día de sol maravilloso y el lago como espejo. Marcos y yo es 3a vez que hacemos la Carretera Austral, completa, la 1a vez fuimos en 1991 con Renato y Eliana, hace 30 años !!!!! Imagínate…
    nos encanta y ya estamos programando ir otra vez , gracias por mostrar estas bellezas, cariños

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Verónica, ¡qué grata sorpresa!!! Tanto tiempo sin verlos y encontrarnos tras disfrutar de este Aysén precioso. Manos a la obra. Tienen que compartir con nosotros sobre esas tres veces que recorrieron la Carretera Austral. Increíble… Envidiable…

      Responder
  9. G. Dlefierro

    Una vez mas, gracias Carmen por llevarnos a lugares preciosos y que muchos de nosotros probablemente nunca llegaremos. Una amiga fue el ano pasado y me envio lindas fotos de ese increible lugar. Yo estuve en la en el principio de la Carretera Austral alrededor de 30 anos atras, aun no estaba terminada. En un lugar que paramos, donde habia acceso al mar, en las rocas encontre choros tipo zapatos y extraje unos 10. rstaban deliciosos. Eran tiempos donde pocos iban por esos lados. Mil gracias una vez mas.

    Responder
  10. Francisco Leal Díaz

    Estimadísima Carmen:
    Precioso reportaje, con fotos estupendas y un texto muy preciso…
    Felicitaciones
    Francisco Leal Díaz

    Responder
  11. Pascuala Araya González

    Carmencita. leer el reportaje de ese viaje de ensueño e imaginar la belleza del lugar, fue como un sueño.-

    Muchas gracias por compartir esa experiencia tan rica en conocimiento de lo bello que es Chile.

    Mis sinceras felicitaciones por este logro.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Share This