IGLESIAS | En momentos de recogimiento

Tanto a nivel de personas como de naciones, en la vida hay dolores tan fuertes que aplastan. Como sucedió el fin de semana pasado (entre otras catástrofes) con el caótico colapso y desastrosa retirada de Estados Unidos desde Afganistán. Y cualquiera sea el destino donde nos encontremos, seamos nosotros seres espirituales o no, todos buscamos explicaciones que nos trasciendan, silencio que sociegue el alma, refugio que asemeje hogar. Esta nota, publicada por la revista norteamericana Conde Nast Traveler, muestra algunos de los sitios sagrados más hermosos del planeta que -con mucho genio artístico y un poquito de fe- han escrito historia.

 

 

 

Sea la obra maestra de Gaudí en Barcelona, una catedral bajo tierra en Etiopía o una capilla en una isla en Eslovenia, existe un diseño estético indudable. Como el que distingue a la Catedral de Basilea, en plena Plaza Roja de Moscú, con su fachada brillante y casi psicodélica, gracias a sus bóvedas de distintos colores. Una estructura que Iván El Terrible mandó construir en la mitad de los 1500, y que en la actualidad parece un sueño en el centro de una ciudad moderna.

 

 

 

Semejando la suave lava basáltica de Islandia, la iglesia de Kallgrímskirkja, en Reikiavik, se cimentó en vigas de madera delgadas y altas, formando una V invertida. A pesar que el exterior es impactante, vale la pena visitar su interior, donde está la escultura del famoso explorador Leif Eriksson y también su observatorio, desde cuyo punto más alto se tiene una vista imponente de la ciudad.

 

 

Para excursionistas atraídos por las montañas caucásicas de Georgia, la Iglesia de la Trinidad de Gergeti es un plus para no perdérselo: una estructura del siglo XIV, a dos horas de Stepantsminda (San Esteban), pueblo llamado así en homenaje a un monje ortodoxo que construyó aquí una ermita y cuya ubicación escénica puede dejar sin respiración. Asistir a uno de sus servicios religiosos a luz de la vela, sobre  el nivel de las nubes, a 2.200 metros de altura, es algo que uno no olvidará en la vida.

 

 

 

Uno de los patrimonios religiosos más preciados de Quebec es la Basílica de Notre Dame, en Montreal (Canadá), construída en 1820 en un resurgimiento del estilo gótico. Su riqueza  en arte religioso, que no tienen equivalentes en la ciudad, la hizo merecedora de Aura, regalado por Moment Factory: un espectáculo multimedia de 45 minutos, con luz y música orquestal que muestra la grandiosidad de su arquitectura interior.

 

 

 

En el lago Onega, república rusa de Carelia, la isla de Kizhi es un museo al aire libre con docenas de históricos edificios de madera, el más famoso de los cuales es la Iglesia de la Transfiguración. Fue construída en 1714, sumando un total de 22 bóvedas y ostentando un récord excepcional de ingeniería: se levantó sin haberse utilizado ni un solo clavo en su edificación.

 

 

Desde el exterior, la Catedral de Brasília -diseñada por el arquitecto Oscar Niemeyer con una estructura de 16 columnas de hormigón en formato hiperboloide- pareciera que con su techo de vidrio se abriera al cielo. Pero, lo mismo pasa en su interior con la transparencia de sus ventanales diseñados en azul y verde. Tres esculturas de ángeles cuelgan también desde lo alto, suspendidas por cables de acero. A su alrededor, una piscina reflectante circunda el edificio.

 

 

En tanto, el Duomo de Milán -la magnífica catedral gótica blanca italiana- cobija más estatuas que ningún otro templo en el planeta. De un total de 3.500, dos tercios de ellas son parte de un techo alineado de gárgolas y 135 agujas, por lo que se recomienda tomar un tour de audio guiado en el interior para sacarle a la visita máximo provecho. O subir la escalera de 150 escaños hasta la cima, desde donde es posible disfrutar de una vista espectacular.

 

 

Hay una razón por la que el lago Bled es uno de los sitos más populares de Eslovenia. Con sus aguas color esmeralda, vista a los Alpes Julien y un castillo estilo Disney en la cumbre de uno de sus cerros, cualquier foto que usted tome resultará perfecta. Sin embargo, el lugar más hermoso es la Iglesia de la Asunción, ubicada en una pequeña isla en la mitad del lago: una edificación del siglo XVII que incluso cuenta con una “campana de los deseos” para quien la quiera hacer sonar.

 

 

La Capilla de la Santa Cruz en Sedona, Arizona, fue concebida por la escultora Marguerite Brunswig Staude en 1932, pero no se terminó de construir sino hasta 1957. Aunque definitivamente valió la pena. Como su nombre sugiere, la cruz  de casi 30 metros de altura que cubre la fachada completa de la iglesia, se erigió en lo alto de un cerro rocoso y rojizo, desde donde es posible observar alrededores que sobrecogen.

 

 

Es una de las iglesias más fáciles de reconocer, y es tal la perfección de esta proeza, que muy posiblemente la Sagrada Familia (obra maestra de Antoni Gaudí, iniciada en 1882 y aún en construcción) jamás se termine. Lo que para nadie es obstáculo visitar este hito de Barcelona. Para apreciarla desde un buen lugar, uno debe buscar espacio entre los 4.5  millones de turistas que la visitan todos los años. Pero, cuando uno consigue admirar sus torres con duomos y vitrales multicolores, es imposible evitar darle libre curso a la emoción.

 

 

La iglesia de madera en Borgund, Noruega (construída en 1180), es uno de los ejemplos más excelsos del stavkirke medieval, estructura construída en base a marcos y rincones ensamblados únicamente en madera, modelo que muchas otras iglesias después imitaron. Con un techo de escalonamiento séxtuple y decoración en forma de cabezas de dragones, conserva hasta hoy su monumental diseño. Si, funcionando ahora solo como museo.

 

 

Al norte de Etiopía, el pueblo de Lalibela es conocido por sus once iglesias medievales, talladas a partir de roca monolítica. De ellas, la más conocida y la última en ser construída fue la iglesia de St. George, designada en 1978 por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Para cavar la profundidad que se requería, debieron retirarse unos 3.400 m2 de roca, además de otros 450 m2 para esculpir y decorar su interior. Un espacio que cuenta con catacumbas, pasajes ceremoniales e incluso una red de zanjas que la conecta con otros edificios.

 

 

El Santuario del Peregrino de Wies, de Steingaden (Alemania) es para la Unesco una obra máxima de la arquitectura rococó, sitio que -como un bono extra- se ve envuelto por un precioso escenario alpino. Llena de frescos exuberantes, la iglesia terminó de construirse en 1754, luego que una campesina viera, lo que ella pensó eran lágrimas, salir de una estatua de madera de Cristo flagelado. Ese milagro ocasionó una avalancha de peregrinos que continúa hasta hoy y que recibe a más de un millón de visitantes al año.

 

 

En Colombia, la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Las Lajas es un templo inusual. Esto por su precaria ubicación a 45 metros de un barranco, sobre un puente que cruza el río Guáitara. De estilo neogótico, sirvió en un comienzo como santuario en 1700, tras acreditarse la aparición en las rocas de una imagen de la Virgen María. Reconstruída a comienzos de 1900, hoy tiene especial connotación por la iluminación de sus mosaicos, luz que se filtra por los vitrales que realizó el alemán Walter Wolf.

 

 

Quizás el sitio sagrado más famoso en Nueva York es la Catedral San Patricio. En su estilo neogótico, es el segundo templo más grande de América del Norte, solo después del Santuario Guadalupano de Zamora, en México. Terminó de construirse en 1878, en medio de los rascacielos de la mundialmente conocida Quinta Avenida. Aunque en la actualidad se ve humilde al estar de frente al gran Rockefeller Center. Sin embargo, bulle en actividades, tanto por sus misas diarias como por sus ocasionales celebraciones de matrimonio, por supuesto…

 

 

Si ver monasterios del siglo XV (que aún permanecen en pie) no fuera de por sí impresionante, los monasterios de Meteora -situados sobre las puntas rocosas más inaccesibles de la Grecia central- es otra historia. Quien sienta que tiene valentía de más, visite el monasterio de la Santa Trinidad, uno de los seis que aún subsisten, al que se llega por una escalera de 140 peldaños, cortados al borde del precipicio.

 

 

Es verdad que la venerada Catedral de Notre Dame, en París, se reconstruye lentamente tras el incendio que sufrió hace dos años. En su reemplazo, muchos feligreses acuden ahora a la Basílica del Sagrado Corazón, considerada la segunda estructura más alta después de la Torre de Eiffel. Ubicada en el cerro más alto de Montmartre, a su fachada de piedra blanca se le agrega en su interior un cielo tan colorido, que ha sido calificado como uno de los más grandes mosaicos que existen en Francia.

 

Maravillas que son todo un regalo para nosotros hoy.

Habilidades

Publicado el

17 agosto, 2021

29 Comentarios

  1. Alicia Montero

    Gracias Carmen por este hermoso regalo, un bello paseo místico… donde el regocijo te lleva a un encuentro íntimo. Bellos regalos que ha dejado la historia para el disfrute del alma y del corazón.
    saludos,
    Alicia

    Responder
  2. Julia Eugenia Martinez

    Muy bonito recuento de iglesia maravillosas, descubrí algunas que nunca había visto. Felicitaciones!

    Responder
  3. JRISI TEFARIKIS

    MARAVILLOSA MUESTRA ECLESIASTICA. MUCHAS GRACIAS.

    Responder
  4. Patricio Reyes Budelovsky

    Una preciosura la serie de templos que nos compartiste Carmen, cual de todos más digno y provocador de un gran recogimiento del alma, que nos hacen pensar y reflexionar en tantos males que hay en el mundo y que estas maravillosas construcciones nos permiten olvidar por un momento.
    Muy especial e interesantísimo reportaje gráfico con bellas fotografías. Gracias por este inmenso aporte a la cultura.

    Responder
  5. Adriana

    Una belleza!!!
    Qué decir del Monasterio de Santa Trinidad!!!
    No hay palabras

    Responder
    • Ana María Simunovic

      Hermosos templos , que así como la naturaleza y la música , nos invitan a encontrarnos con Dios, escuchando el silencio en un momento de paz y alegría.
      Gracias Carmen por tan valioso regalo..

      Responder
  6. Marcela Frauenberg

    Genial el articulo algunas las conozco, una que me gusto muchísimo es Ronchamp de Corbusier, es muy especial. dale una miradita

    https://www.staedte-
    fotos.de/1024/wallfahrtskirche-ronchamp-frankreichdurch-27-teils-21462.jpg

    Responder
    • María Eliana Carafí

      Carmen, en estos momentos tan convulsionados que vive el mundo, tú nos regalas este magnífico reportaje que nos invita al recogimiento, tan necesario hoy.
      Tú elección es de lujo. Es un recreo para el alma comprobar cómo el acercamiento a Dios produce obras maestras.
      Muchas gracias, querida amiga.

      Responder
      • Magdalena

        Gracias Carmen muy lindooo lo que mandaste vuelven muy gratos recuerdos de cuando conoci varias de ellas

        Responder
  7. María Josefina

    Gracias Carmencita
    Maravillas hechas por magníficos ingenieros, constructores y maestros
    Es un placer ver y conocer algo tan hermoso
    Iglesias de distintas partes del mundo
    Un viaje maravilloso

    Responder
  8. Silvia quevedo Kawasaki

    Me emocionó tanta maravilla y su significado. Gracias por tus reportes…
    Sivy

    Responder
  9. Carmen Schmitt

    De Patricia Silva

    Qué aporte más notable, Carmen. Sigo tu portal con entusiasmo, precisamente porque agregas valor con las diversas publicaciones.
    Cariños
    Patricia Silva

    Responder
    • Margarita Rendic

      Impactante.
      Con mucha gratitud para ti Carmen, con este regalo visual que jamas hubiese tenido la oportunidad de sl menos mirarlos.
      Se me expande el alma. Creeme.
      Con gratitud.
      Margarita

      Responder
  10. Carmen Schmitt

    De María Angelica Sanchez Calderón

    GRACIAS ! UNA MARAVILLA LOS LUGARES DE MEDITACIÓN Y RECOGIMIENTO. CARIÑOS.
    M.ANGELICA SÁNCHEZ .

    Responder
  11. Carolina JIménez

    Gracias Carmen por regalarnos estas imágenes de maravillosos templos, muchos de ellos desconocidos y de lugares recónditos.
    Un abrazo

    Responder
  12. Carlos A. Urzua B.

    Muchas gracias por la extraordinaria muestra de maravillosos templos.
    Fantastico seria poder continuar con tantos otros ejemplos de calidad equivalente que todavia permanecen en pie

    Responder
    • Gloria

      Qué magnífico relato y fotografías de tantas Iglesias y lugares soñados. Muchísimas gracias Carmen por mostrar y compartir estas maravillas del mundo .

      Responder
    • Carmen Schmitt

      Carlos, felices que tú pudieras escribir sobre este tema y profundizáramos sobre la historia de tantos otros sitios que nosotros desconocemos. Adelante. Las puertas están abiertas…

      Responder
  13. Jose Miguel Schmitt

    Impresionante la muestra de iglesias y lugares de culto.
    Como te invitan a viajar para conocerlas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Responder
    • Carmen Schmitt

      José Miguel, fue la revista Conde Nast Traveler la que nos abrió los ojos. Después tú exploras a través de internet y quedas perplejo. Cada historia te asombra, te sobrecoge, y no quisieras nunca terminar de leer…

      Responder
  14. Gregorio Schepeler

    Gracias Carmen por tu selección de tan bellas construcciones.
    He tenido la suerte de visitar varias de ellas y son impactantes.
    Algunos templos de Asia quedaron pendientes para la próxima

    Responder
  15. Eliana Jiménez

    Siempre quiero abrir Bendito Planeta y no me doy el tiempo. Hoy me tenté y tuve esta sorpresa maravillosa de todas las hermosas iglesias que nos muestras . Gracias Carmen.

    Responder
  16. maria eliana christie

    Fantastico reportaje, conosco algunas y me quedo con ganas de conocer las otras

    Responder
  17. Georgette Vinay G.

    ¡Fabuloso ,extraordinario! un verdadero regalo para los ojos y la espiritualidad, sorprende que hayan sido construídas por hombres
    belleza incomparable… ¡Gracias!

    Responder
  18. Soledad Miranda

    ¡Qué belleza, Carmencita! Y casi todas hechas por arquitectos desconocidos que no buscaban fama propia sino alabar a Dios. Precioso tema, despierta un fuerte anhelo de paz…

    Responder
  19. Adolfo Carafí Melero

    Gracias Carmen por presentarnos estos maravillosos templos de la cristiandad.
    Monumentos a la fe en diversas épocas, cultos, países , y desde simples capillas a magníficas catedrales.
    El arte cristiano en su esplendor, sencillez y majestuosidad y belleza al servicio del culto al Señor.

    Responder
  20. Vicenta Garcia

    Muchas gracias Carmen por mostrarnos estos hermosos templos. Algunos mas conocidos que otros para mí, pero siempre con la ilusión y la esperanza de poder conocer aquellos que todavía no visito.

    Saludos

    Responder
  21. Sylvia

    Carmencita, ¡¡qué maravilla lo que nos compartes!!! Tengo la suerte de conocer varias, me encantaría poder admirarlas todas. Son un alimento para el alma especial para estos difíciles momentos que se viven el mundo. Genios sus creadores.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This