IGLESIA DE LOS SACRAMENTINOS | En tiempos de gloria

Hito dentro de la historia de la arquitectura en Chile, este templo construido a comienzos del siglo XX -y que llegó a convertirse en uno de los más hermosos y solicitados para celebrar matrimonios- hoy enfrenta serias dificultades para su conservación. El paso del tiempo y los cambios que en el país se han producido, pareciera decir que, esta vez, la adversidad tocó a su puerta.

 

 

En lo personal, el 24 de octubre de 2015 asistí allí a uno de los matrimonios más impactantes que yo recuerde: el enlace religioso de Javiera Zúñiga con Eduardo Castro. Ella, hija de mi amiga Patricia Silva, periodista valiente e inteligente que por años cubrió política en televisión y que dirigió a su gremio como presidenta de la Asociación Nacional de Mujeres Periodistas durante dos períodos. Estas imágenes son recuerdos de ese entrañable acontecimiento.

 

 

Por cosas del destino, el jueves pasado me integré a una visita guiada a la que invitó la Corporación Cultural de la Municipalidad de Vitacura, feliz ante la idea de conocer el valor de este enorme templo, ubicado en la intersección de las calles Santa Isabel con Arturo Prat, en pleno centro de Santiago. Confieso que al tratar de escribir mis impresiones, jamás me ha sido tan complejo conciliar el recuerdo de la imagen que yo guardaba de esa liturgia en la que comulgué, y la dificultad financiera por la que atraviesa la iglesia hoy, monumento que hizo historia como el primer edificio más alto que se construyó en el país y el primero que se levantó completamente de hormigón armado. Todo a partir de la llegada a Chile en 1908 de los primeros sacerdotes sacramentinos, en su mayoría franceses y belgas, quienes le encargarían la obra al arquitecto Ricardo Larraín Bravo. Inspirado en las tendencias europeas de la época, como la basílica de SacréCœur en París, el templo contempla una cripta subterránea y una iglesia superior de estilo romano bizantino, idénticas ambas (que difieren solo en su altura), con columnas y capiteles corintios, y para cuya ornamentación se trajeron vitrales de Francia y un órgano de Alemania, finalizándose con esculturas y terminaciones exclusivas que aportaron artistas y orfebres de Argentina y Chile.

 

 

Si bien hasta hace tres años continuaba siendo de atractivo máximo, vio precipitado su deterioro tras el estallido social. Sus exteriores se plagaron de graffitis (por precaución, nos instaron a no usar nuestros celulares para fotografiarlos). La gente dejó de solicitar la iglesia y, por razones de seguridad, debió cerrar sus puertas. Una situación que, quienes lo visitamos, desconocíamos. Como por ejemplo: que al ser una congregación regular, los sacramentinos no reciben ningún aporte del Arzobispado. El edificio tiene el título de Monumento Histórico, lo que en la práctica limita a sus dueños a intervenirlo. Tampoco la iglesia cuenta con el soporte del Consejo Nacional de Monumentos Nacionales (salvo, por ley, en emergencia, «en caso que esté realmente comprometida la integridad de algún bien inmueble declarado Monumento Histórico» ). A su vez, los sacramentinos perdieron su convento. La Municipalidad lo expropió para abrir una calle, la que tampoco se hizo. Y aunque lo creíamos, no es una basílica como se promueve por internet, titulo que solo la Santa Sede otorga. Preguntas sobre tantas incógnitas que restaría formularle a los dos únicos sacerdotes que conforman la comunidad en Chile: R.P. Julián Acevedo (párroco) y R.P. Alejandro Fabio (superior).

 

 

En la foto nuestras guías: Carolina Achurra, arquitecto, y Teresita Ramírez, gerente del Programa Vitavecino de Vitacura, cuando ya veníamos de regreso. ¿Qué quedamos con el alma apretada? Claro que sí… aunque pareciera que el ser humano jamás pierde la esperanza. Como nos dijo al despedirnos el encargado de la parroquia (aquí sus integrantes reconocen humildemente a este enorme templo como “parroquia”): “Nunca ha dejado de solicitarse para matrimonios. La diferencia está con la temporada previa al estallido. Antes eran muchos más los que se realizaban acá. Sin embargo, nosotros esperamos que pase un tiempo y se regularice el ritmo de las celebraciones que aquí teníamos”. 

Unido al preciado valor que este monumento representa y la importancia que tiene dentro del turismo religioso, cabe preguntarse: ¿Qué corresponde, como país, hacer hoy para mantener una obra que fue orgullo de la arquitectura en Chile?

Habilidades

Publicado el

28 enero, 2023

21 Comentarios

  1. Hinrich Huber

    Muchas gracias por hacer presente la situación actual de este magnífico templo. A mi me tocó cantar en muchos matrimonios ahí. Lamentablemente, no sé de nadie que haya escuchado en funcionamiento el gran órgano, que parece estar mudo desde ya muchos decenios, situación que se repite en la gran mayoría de los templos católicos de nuestro país. La mayoría no funciona o a lo más lo hacen a medias. Por cierto «Los Sacramentinos» no es el único templo deteriorándose, producto de la reducción constante de la feligresía en ciertos barrios y la secularización de la sociedad chilena, acelerada por problemas de todos conocidos en la iglesia pero también impulsada desde el ámbito político- cultural (por llamarlo de alguna forma). Otros templos literalmente «cayéndose a pedazos» son Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (aunque está en uso) y la Basílica del Salvador (esta, claro, dañada significativamente por los últimos terremotos), por nombrar algunos. Triste realidad, y no se ve mucho que dé esperanza de algún cambio. Para qué hablar del nulo interés por recuperar y ocupar sus órganos en la liturgia, salvo honrosas excepciones.

    Responder
    • IsabelMargarita Almarza A.

      Hola Carmencita
      Muy triste lo qué nos cuentas; es la realidad actual en nuestro país. En años anteriores, también tuve el privilegio de escuchar ahí el coro del teatro municipal de Stgo acompañado de su filarmónica en época Navideña. Ojalá puedan haber aportes para lograr mantener esa bella Iglesia de Los Sacramentinos.
      Mil gracias por tu revista y reportajes.

      Responder
  2. Carmen Schmitt

    Gracias, Hinrich, por su acucioso comentario. Esperando que sus palabras remezcan a quienes tienen en sus manos la posibilidad y el poder de enmendar el rumbo que, al parecer en forma general, se está llevando.

    Responder
  3. Roberto

    Este reportaje no es más que otra muestra de la decadencia , la falta de respeto no sólo hacia las autoridades si no que también a nuestro patrimonio cultural por la que está atravesando nuestro pais, una pena…..mientras en otros países se respeta y se cuidan estas obras acá se destruyen

    Responder
  4. Patricia Silva

    Al celebrarse en esta magnífica iglesia, el matrimonio de mis hijos, Javiera y Eduardo, cuyas fotografías aquí se exhiben, quiero celebrar este certero reportaje de Carmen que expone con toda claridad las serias dificultades por las que atraviesa este histórico templo de Chile.
    Al vivir la majestuosidad de cada rincón de Los Sacramentinos en momentos de tanta emoción que hoy, son recuerdos de mi vida y de la de mi familia, no puedo sino lamentar que aún no haya reacciones serias de parte de quienes tienen la obligación de resguardar nuestro patrimonio nacional.
    Gracias Carmen, por exponer esta cruda realidad que, tal vez, aún puede ser revertida, y mis sinceras felicitaciones por exponerla antes que sea demasiado tarde, Patricia

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Mil gracias a ti, Patricia, por haber compartido con Bendito Planeta estas valiosas fotos de tu familia. Yo, a mi vez, comparto con nuestros lectores sobre tu extraordinario profesionalismo. Solo contarles que eres ex gerente de comunicaciones de Enap, profesora de Actualidad y, hasta hoy, experta en comunicaciones estratégicas. Un As en este país…!

      Responder
  5. Marcela Godoy Divin

    Gracias por esta crónica necesaria, Carmen. El templo de los Sacramentinos es una de las tantas obras que conforman nuestro patrimonio cultural (artístico, arquitectónico, urbanistico religioso y de todo orden). Y por cierto, hay que preservarlo y mantenerlo. La necesaria renovacion política de Chile NO pasa por destruir el país… como muchos lo quisieran y han estado intentando… ¡lamentablemente!

    Responder
  6. Carmen Balbontín G.

    Gracias Carmen por compartirnos la penosa realidad de esta preciosa iglesia.
    Agradecer también a la Municipalidad de Vitacura por organizar estas visitas guiadas.

    Preciosas fotografías de los hijos de Patricia!

    Responder
  7. Jrisi Tefarikis

    No tengo nada más que agregar a los otros comentarios.
    Solo saludar a Patricia Silva a quien conocí en nuestra Escuela de Periodismo y mandarle un gran saludo de mi parte porque fui asociada suya cuando Presidía una asociación gremial en Chile y la admiré por su coraje y entrega.

    Responder
  8. Patricio Reyes Budelovsky

    Qué grande de corazón eres Carmen, no solo comentando y divulgando preciosas imágenes y obras del extranjero, sino que dedicando también tu tiempo a mostrar las maravillas que tenemos en nuestro país. Te felicito por eso, además que trajiste a mi recuerdo momentos muy especiales vividos en los Sacramentinos.

    Responder
  9. Pablo Huaracán R.

    Sabía de esta situación de abandono de la iglesia de Los Sacramentinos, donde fui bautizado. Es cierto que, por desgracia, no es la única en situación tan lastimosa; al menos hoy se trabaja en el rescate de la Basílica del Salvador después de muchos años de abandono.
    Felicito a la Corporación Cultural de Vitacura que con estas visitas guiadas logra dar a conocer esta amarga realidad, y les sugiero informarse de una fantástica fundación que existe en España que se llama «LAS EDADES DEL HOMBRE», que entre otras cosas rescata y conserva edificios religiosos en riesgo o abandono.
    Señora Carmen, muchas gracias por dar a conocer esta triste situación .

    Responder
  10. Pablo Huaracán R.

    A las personas de la Corporación Cultural de Vitacura, les sugiero ver la página web de «Las Edades del Hombre». Son una maravilla, es difícil que en Chile exista algo así, pero se puede intentar algo en menor escala.
    He tenido la oportunidad de verlos en acción de rescate y promoción del arte sacro.
    Se puede aprender de ellos.
    Muy cordiales saludos

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Pablo, estoy segura que la Corporación Cultural de Vitacura dirigirá todas nuestras inquietudes ante las autoridades correspondientes. La Iglesia de los Sacramentinos, a pesar que pertenece a la comuna de Santiago (y a partir de ahí hay un minucioso trabajo que realizar), como monumento histórico es «responsabilidad país». Lo que tú nos sugieres de España, me recuerda el Convento de los Jerónimos en Lisboa. Fue el Estado el que lo cuidó y que lo tiene convertido en la maravilla que es posible ver hoy, ¿cierto?

      Responder
  11. Carolina García Ortiz

    ¡Qué lamentable informe de la Iglesia de Los Sacramentinos!.
    Hace 24 años nos casamos con mi marido en este maravillosos monumento. Lo elegimos porque ahí se casó un matrimonio amigo, en el cual nos conocimos. Por su belleza lo escogimos.
    ¿Cómo se podría publicitar la realidad de este monumento?, ¿ A quién se podría recurrir para solicitar financiamiento de su reparación?
    Lamentablemente vivo fuera de Santiago y hace mucho tiempo que no vamos a la Iglesia de Los Sacramentinos

    Responder
  12. Aurora Loiselle

    Gracias Carmen por tu tan bien hecho informe del estado de la Iglesia de Los Sacramentinos. Estoy mas que segura que gente antigua de Santiago que esta viva se emocionaran mucho de tu informe. Mis tias del lado paterno hablaban mucho de los eventos religiosos en Los Sacramentinos de sus amistades. En este pais nordico donde vivo, tambien hay iglesias de linda arquitectura, algunas se venden, otras semi abandonadas. Algunas las arriendan para actos culturales de categoria. En la Basilica Notre Dame de Montreal se efectuan en forma regular grandes conciertos de organo, y no por abandono. Una recientemente en Ottawa se vendio y los musulmanese la transformaran en mesquita. Pero las dificultades invitan a la innovacion.

    Responder
  13. Paola

    Me Estremeció mucho tu reportaje Carmencita, siempre certera y elocuente en tus palabras para conmovernos mostrando la realidad, no solo de esta preciosa obra arquitectónica, sino de nuestra sociedad decadente. El fin de la educación pública, ha vuelto a muchos chilenos literalmente salvajes, y pasarán generaciones para que este daño, causal de todo lo demás, se pueda revertir, si es que se revierte.
    Me da mucha tristeza, por que esto nos da como bofetada en la cara.
    Un Abrazo.

    Responder
  14. Patricio Romero

    Soy un Laico comprometido que participa de las actividades del «TEMPLO VOTIVO DEL SANTISIMO SACRAMENTO DEDICADO AL SAGRADO CORAZON», titulo oficial otorgado por la Conferencia Episcopal el 23.03.1913, los fieles la llaman habitualmente:Parroquia del Santisimo Sacramento.
    Me sorprende y me duele que la informaciòn entregada por la autora del articulo este llena de errores, inexactitudes o comentarios personales sin fundamentos.
    Habitualmente el Templo Sacramentino se elegia por los novios o sus familias por su capacidad, caben cerca de 600 personas sentadas.
    «el templo contempla una cripta subterránea y una iglesia superior de estilo romano bizantino, idénticas ambas».
    Porque son dos templos iguales: Los religiosos de la Congregacion realizaban Adoracion Perpetua al Santisimo Sacramento, expuesto, dìa y noche. Cuando habia que hacer aseo o algun funeral, un matrimonio,etc. Se trasladaba el Santisimo a un lugar con las mismas caracteristicas del principal; el Santisimo no podia ser rebajado o expuesto en un lugar de menor categoria. Todos los Templos Sacramentinos existentes en los 5 continentes, tienen las mismas características.
    – «Si bien hasta hace tres años continuaba siendo de atractivo máximo, vio precipitado su deterioro tras el estallido social». El deterioro es minimo y solo en la construcciòn; Se esta formando una Fundaciòn que esta apoyada por una empresa externa, la que esta preparando un proyecto para presentar en el Consejo de Monumentos, para solucionar el problema de ,los desprendimientos de la fachada, que originaron una multa altisima por la Municipalidad de Santiago, la cual obligo a la parroquia a cerrar el acceso por calle Arturo Prat, de lo contrario se exponia a nuevas multas millonarias. Una persona denuncio a la municipalidad que cayeron trozos de revestimientos de estucos en la vereda.
    El mayor daño lo origino la Pandemia, los templos estuvieron cerrados por casi un año, las Misas se transmitian por las redes sociales, en algunas fiestas solemnes los fieles conectados a Instagram superaban los 600.
    – «Congregaciòn Regular»: ¿ Que significa ese titulo ?, Los apoyos del arzobispado no discriminan a parroquias diocesanas o de Congregaciòn.
    – Convento fue expropiado: Eso sucedio por alla por el año 1945.
    – El titulo de Basilica no lo otorga la santa sede, lo determina la calidad del Templo; los que no conocen su significado la llaman asi por su magnificencia.
    – La parroquia es un Templo Votivo porque se construyo con la erogaciòn de todo el publo de Chile para conmemorar el centenario de Nuestra Indepemndencia.
    – La parroquia del Santisimo Sacramento celebra Misas los domingos a las 10:00 y a las 12:00 horas y de lunes a viernes a las 19:00 horas se celebra el Rosario y a las 19;30 horas la Eucaristia. Los domingos se ocupa el acceso Sur, por Santa Isabel y en la semana por calle Arturo Prat. Estan todos invitados.
    A todos aquellos que tienen el corazon apretado por el estado del Templo, los invitamos a integrarse a la Parroquia y a colaborar en Fundacion que se esta formando y que iniciara una serie de actvidades con la comunidad.
    La comunidad parroquial esta formada en un 90% por inmigrantes, la mayoria venezolanos.
    – En Noviembre del año 2022 se celebro la fiesta de la Virgen de Chiquinquira en la -plaza con la presencia del arzobispo, se calculo de 3.000 a 5.000 los participantes.
    – El 14 de Enero de 2023 se celebro la fiesta de la Divina Pastora, Procesion por las calles desde la parroquia de la Asuncion hasta la Parroquia latinoamericana, culminando con una eucaristia en la parroquia del Santisimo Sacramento, en el Templo caben cerca de 600 personas sentadas y cerca de 600 de pie, en esa ocasiòn quedo gente afuera y escucho la ceremonia de4sde la plaza. Despues de un recorrido cantando y orando por las calles, desde las 16:00 a a las 19:00 horas.
    – «(por precaución, nos instaron a no usar nuestros celulares para fotografiarlos)». No se quien les dio esa informaciòn, porque es falso, muchos turistas y paseantes fotografian el templo y sus alrededores, sin que nadie les diga o haga algo. Siempre hay gente sacando fotografias de dìa o de noche.
    Adjunto direcciones por si desean ver algunas fotos o videos de las ceremonias.
    – Instagram: Sacramentinos.cl
    – Facebook: Parroquia del Santisimo Sacramento – Santiago de Chile

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Muchas gracias, Patricio, por todas las aclaraciones que usted me hace por sobre la Iglesia de los Sacramentinos. Necesitaba la opinión de un laico comprometido que hubiese seguido el devenir de este templo espectacular. Ojalá exista mucha gente que se acerque a usted para incrementar ese apoyo a un monumento invaluable de nuestra historia. El país lo necesita. Y perdone que se haya demorado unas horas en ver su respuesta. Se debe a que WordPress debe autorizar a quienes escriban por primera vez. A partir de ahora, usted puede escribir cuántas veces quiera.

      Responder
      • Patricio Romero Tapia

        Sra.
        Carmen Schmitt:
        Disculpe por algunas palabras ocupadas, pero solo me di cuenta de sus calibres una vez enviadas.
        Quiero destacar su deferencia por la respuesta. Lo habría entendido si hubiera sido más dura en sus comentarios para mis aclaraciones.
        Algunos años atrás, estuve dedicado a informar de las actividades de nuestra parroquia, encargado de las comunicaciones, por lo tanto me informe y conozco bastante sobre su historia y las actuales actividades pastorales y parroquiales. Tengo más de 30 años involucrado con los Sacramentinos; por eso me interesa y me apasiona mucho lo que se dice y se hace por el Templo. Tenemos tan pocas oportunidades de ser visibilizados, que me apresure a contestar y corregir las cosas que yo creí que podía aclarar sin haberlas reflexionado un poco más.
        Agradezco que nos haya hecho más visibles, esperamos contar con sus conocimientos cuando estemos trabajando con la Fundación para mejorar el Templo.
        Su artículo fue leído en Miami por la hermana de Dora, una compañera de oficina, ambas integraban el coro Madrigal, que realizó como actividades de extensión de una Universidad, varias presentaciones en la Cripta del Templo, les trajo mucho tema y muy bonitos recuerdos. Ella me lo compartió, porque le había comentado de mi interés y compromiso con el Templo.
        Atte.
        Patricio Romero Tapia
        arquitecto

        Responder
        • Carmen Schmitt

          Absolutamente comprendido, Patricio. Ni se preocupe. Lo bueno es que el tema de los Sacramentinos está sobre la mesa. Y mucha gente, al enterarse de las dificultades por las que atraviesan, ayudará quizás aún más de lo que nosotros podamos imaginar.

          Responder
  15. MT

    Impresionante el rol de esta iglesia y como nos trae recuerdos. Lindo reportaje y bueno actualizar nuestro conocimiento. Gracias Carmen y también al arquitecto Romero. Felicitaciones por la preocupación.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.