EXPLOSION DE FLORES | En la Casa de piedra

Ansias de naturaleza… Un añoranza sin límites en tiempos de encierro. Si bien nos podemos adaptar a lo que nos exige el control de una epidemia, pareciera que pocas personas pueden añorar tanto la irrupción de flores que con tanto cariño y por años plantó (y hoy sin poder verlas) María Soledad Vial, propietaria de la Casa de Piedra, la hasta hace un año misteriosa mansión, enclavada en la roca en el camino entre Viña del Mar y Concón. “Me contento con mirar las fotos que para mi son un paraíso”, me comenta ella a la distancia, mientras todos guardamos cuarentena”.

 

 

Es su casa. De hecho su marido -Hermógenes Pérez de Arce- me instó a hablar con ella cuando en un primer instante yo acudí a él por información. Y María Soledad fue generosa, a pesar que durante años rechazó ser entrevistada, fuese por medios nacionales o extranjeros, esmerándose en un largo recorrido para dejarla linda: “Tras comprarla, había que poner muchas flores, a lo que me dediqué con mucho esfuerzo y paciencia a plantar. Cosa que no fue fácil porque es pura roca. Sin embargo, lo logré. Por eso pensé mandarte fotos de cómo está ahora. A nadie le hace mal ver algo bonito. Sobre todo en estos tiempos tan difíciles y de tanto temor. Mucho me ha costado. Pero, estoy feliz con el resultado. Que sea linda por dentro y por fuera. Al menos que las veas tú, que hiciste el reportaje de la casa”.

 

 

 

De verdad, yo nunca había escrito un texto tan pequeño que hubiese recibido tantos comentarios de admiración por esta residencia. Para quienes desconocen su historia, en este link podrán ver la nota enviada el 24 de marzo del 2019, en que María Soledad Vial develó el misterio.

 

EN CONCON | La Casa de piedra

 

Cuando le pedí a María Soledad que me enviara una reflexión sobre cómo veía su casa en la actualidad, me respondió: “Lo único que podría decir es que solo doy gracias a Dios por su inmensa bondad y cariño de haberme prestado esta maravilla. No sé por qué a mi, que soy una persona común y corriente”. Y aquí ella con Julieta, su mascota regalona.

 

 

Habilidades

Publicado el

5 junio, 2020

15 Comentarios

  1. Matias Vieira

    Maravilloso.
    Sin más comentarios, su señoría.

    Responder
  2. Carmen Balbontín Gubbins

    Precioso, un regalo!

    Responder
  3. Aurora Loiselle

    Primero que nada doy mil gracias a ti Carmen, a la Sra. Soledad Vial y su marido por abrir su casa y compartirla con muchos de nosotros. Ese lugar nos trae tantos lindos recuerdos de nuestros veranos de juventud en Vina del Mar y, lo que considero tan tipico, esa casa de piedra, que cuando pasabamos por ella nos preguntabamos: que afortunados son sus propietarios. Es un regalo ahora en el crepusculo de nuestra vida poder apreciar no solo la generosidad de su duena, pero tambien ver el lugar virtualmente y, en nuestro caso, desde tan lejos del pais. Como nueva jardinera viviendo en un pais nordico, creo que comprendo muy bien el duro trabajo emprendido en un lugar, obviamente no apto para jardin, pero que provee un telon maravilloso para hacer uno tan bien adaptado. Quien sea el autor o autora de las fotografias, mil gracias y felicitaciones por las hermosas fotografias. La jardineria es muy terapeutica, sobretodo en el periodo dificil que pasamos con la pandemia del COVID-19. Mil gracias por compartir y reportar sobre un extraordinario jardin chileno.

    Responder
  4. Denisse Lajehanniere Wolleter

    Tengo la suerte de tener un depto muy cerca …. y sin duda , esta casa es la mas linda de toda la Costa Brava …… no hay día que pase por ahí, sin detenerme a observar su majestuosidad ….saco muchas fotos ….. y como buena Viñamarina , la conozco de toda mi vida ….. ahora que vivo en Stgo … es un imperdible pasar por ahí …… gracias por el regalo de mostrar las fotos tan lindas ….. un regalo en tiempos de encierro tan tristes ….. esas flores nos recuerdan que siempre hay tiempos mejores …. y ya vendran

    Responder
  5. Sandra Jiménez Marciaga

    Que maravilla, ahi pasaría encerrada toda mi vida. Mar, aire puro, jardín lleno de rincones, es un sueño.

    Responder
  6. Jorge Guazzini Peralta

    Si la Casa de Piedra ya es linda en sí misma, el hermoso jardín y sus flores plantadas con tanto cariño y dedicación le dan un toque especial y maravilloso que convierten al conjunto en un verdadero aporte al ambiente y al espíritu de la ciudad.
    Agradezco a la Sra. María Soledad por su generosidad al mantener este lindo jardín de flores y por las rejas transparentes para que todos lo disfrutemos.

    Responder
  7. Eliana Jiménez

    Qué lindo lo que muestras Carmencita. Ahora que está lloviendo, estoy segura que tendremos una hermosa primavera y este es un anticipo que nos alegra la vida. Muchas gracias

    Responder
  8. Ana María Kanacri

    Mil gracias por compartir tan bello espectáculo. Es un bálsamo para nuestro espíritu siempre y con mayor razón en esta pandemia. No puedo dejar de expresarme cada vez que veo un reportaje de esta casa que he admirado desde mi infancia, cada vez que paso por ahí para ir de paseo a Con Con. Es maravilloso lo bien que la tienen, mis felicitaciones y agradecimiento a su dueña. Ya no es necesario viajar a España y ver las casas de piedra rodeadas de flores, la tenemos aquí, junto a nosotros. Es un bello contraste la frialdad de la piedra con la calidez de las flores. Me llena el alma. Además de lo bien integrada que está a la naturaleza.

    Responder
  9. Nora María Pumarino C

    Maravillosas fotos llenas de color y esperanza en estos tiempos de tanta tristeza y ansiedad.Felicitaciones a sus dueños, a ella por su sencillez y generosidad de compartir sus rincones y a él por su valentía y honradez, mi admiración a ambos.
    Como ex porteña y viñamarina me siento acompañada en mis recuerdos.

    Responder
  10. Milicent J. Macowan de Fernández

    Bella casa !!!, bella explosión de flores !!!, bello reportaje !!!, muchas gracias Carmencita !!!!
    y gracias a los dueños de casa por compartirnos su Casa de Piedra !!!!

    Responder
  11. María Eugenia Vargas

    Carmencita muchas gracias por compartir una nota tan alentadora, en momentos de encierro ver l casa inundada de flores, una alegría!

    Gracias y saludos!!♡

    Responder
  12. Carmen Schmitt

    Este es un mensaje que recibí de María Soledad Vial y que va dirigido a todos ustedes, por lo que se los transcribo:

    «Carmen, todavía no comprendo cómo te mostré la casa porque jamás lo había hecho. Debe ser que sentí en ti algo especial. Yo soy muy reservada y le hago el quite a toda figuración. Pero, ese lugar es mi refugio y cada flor que sale, una alegría. Por tu medio, quiero agradecer la simpatía de la gente por sus lindos comentarios tan bien intencionados, y darme cuenta que hay muchas personas que todavía aprecian lo lindo que nos da Dios, aún en medio de la tristeza que estamos viviendo. Muchas gracias a todos y a ti, Carmencita, en forma muy especial.
    MSV

    Responder
  13. Karla Frauenberg

    El reloj de la naturaleza sigue marcando el tiempo, ajeno a la pandemia que estamos viviendo. Qué alegría disfrutar de esa cascada de flores, típicas de la costa y los geranios en macetas.
    Gracias por permitirnos hacer una fugaz visita a esta preciosa casa.

    Responder
  14. Bernardo Delmas Sanchez

    As convertido tu casa en un embrujo , me recuerda esos patios andaluces de Cordova, mi tierra, hace muchos años que pasando por tu casa de piedra , me preguntaba por esa casa misteriosa, gracias por abrir una ventana a tu intimidad , tu jardin me ha gustado mucho , sobre todo tu esfuerzopor haberlo echo brotar.

    Responder
  15. Mabel Briceño

    Magnifico reportaje de un Patrimonio Arquitectonico. Respetuosa union entre el mar las rocas el espacio y el paisaje absoutamente logrado por .el gran Arquitecto, Definicion precisa de Patrimonio Inmaterial, a todos los que opinaron les evoca recuerdos de niñez juventud, pertenencia etc
    Gracias a los propietarios y a Carmen

    Responder

Dejar un comentario para Ana María Kanacri Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This