EN SANTIAGO | El templo de la fe Bahai

Este 2024, el dolor golpeó a Chile. A los incendios forestales  de enero, que provocaron más de un centenar de muertos en la región de Valparaíso, se sumó en febrero la tragedia del helicóptero en que murió el dos veces presidente del país, Sebastián Piñera, a cuyo funeral salieron a las calles más de 20.000 personas. Y estando en medio de un sensible ambiente general, un hermano me llamó para preguntarme: “¿Conoces el Templo Bahai? Porque yo no”… Así es que en la mañana del sábado pasado tres hermanos partimos rumbo a este lugar de adoración.

 

 

Considerado el más importante de esta fe en Sudamérica, el templo Bahai en Santiago fue inaugurado el año 2016 en lo alto de la comuna de Peñalolén. Tal es su atractivo que a dos años de abierto a la comunidad, ya había sido visitado por un millón de personas. Hoy en el mundo hay ocho. En el continente americano está el de Panamá, de máximo renombre para Centroamérica, y el de Michigan, en Estados Unidos para Norteamérica. Aunque Pancho Amenabar -guía que nos proporcionó información a nuestra llegada- nos confirmó que a nivel mundial el más grande es el de la India que, en visitas, supera al Taj Mahal.

 

 

Todos los templos tienen características comunes: una base redonda, una cúpula y 9 puntas, número símbolo de la perfección y de la diversidad para los bahais, en que yacen las enseñanzas de Bahá ú´lláh, fundador de la fe Bahai a mediados del siglo XIX en Persia, hoy Irán. Su mensaje: todas las religiones representan una misma fuente que es Dios y, como movimiento, acoge a todas las religiones en un lugar de meditación abierto a quien sea, indistintamente del credo que se profese.

 

 

Para su construcción en Chile postularon -tras una convocatoria internacional- 185 propuestas de más de 80 países. En su diseño, la obra recayó en la oficina de Hariri Pontanari Architects, de Toronto (Canadá). Su arquitecto encargado fue Siamak Hariri, y los jardines estuvieron a cargo del paisajista chileno Juan Grimm. De acuerdo al número 9, el dígito más alto, que los bahais ven como símbolo de plenitud y perfección, su estructura circular se caracteriza por contar con 9 lados, dando espacio a un lugar de oración donde no hay imágenes, no existe altar ni se realizan ritos. En su interior, solo pueden leerse 9 frases de los escritos de su fundador. Y en el ápice de su cúpula una representación caligráfica en árabe que significa “¡Oh, Tú, gloria del Más Glorioso!

 

 

En lo concreto, el edificio tiene 30 metros de altura, 30 de diámetro, capacidad de 600 personas y un sistema antisísmico especial que asegura vida por 500 años, Una impresionante estructura, revestida en mármol de Portugal con vidrio fundido transparente, inserta en una superficie de 83 hectáreas. ¿La reacción de mi hermano que no lo conocía? “Maravilloso”, fue la palabra que repitió muchas veces. A la vez nosotros -que sí ya habíamos estado anteriormente aquí- quedamos con una muy grata sensación, sorprendidos que este lugar de oraciòn, inaugurado hace ya 8 años, curiosamente muy pocos santiaguinos conocen en Chile.

 

Diseño webpage: María Eugenia Vargas.

Habilidades

Publicado el

16 febrero, 2024

16 Comentarios

  1. Alicia Larraín Chaux

    Es una Maravilla como Concepto
    Ecuménico de Oración Universal!
    Es una Belleza como una Flor Gigante Envolvente brotando de la Naturaleza para adorar al Creador!
    Su materialidad magnífica, traslúcida, iluminada asombra e inspira contemplación y recogimiento!
    La impresionante belleza de emplazamiento de este magnífico Templo, enaltecido por la ciudad a sus pies, rodeado por un magnífico sendero de gradas, rodeado de vegetación exuberante ascendiendo a la cima de la plenitud espiritual y física, aspirando a tocar el firmamento con su apostura Monumental, enmudece y deslumbra al visitante!!!

    Responder
  2. Adriana

    Qué excelente reportaje Carmen! un camino esperanzador especialmente en este momento que vivimos en nuestro país y en el mundo entero

    Responder
    • Raquel lyon

      Excelente reportaje Carmen te felicito y aun no lo conozco pero iré lo mas pronto posible después de verlo. Cariños

      Responder
  3. Gregorio Schepeler

    Como varios templos Bahai del planeta, de gran sobriedad y a la vez gran monumentalidad.
    Invita a la meditación, la contemplación, al silencio.
    Es un hito de la ciudad de Santiago.

    Una suerte ser acompañada por Pancho Amenábar. Hay que escuchar su música

    Responder
    • Viviana Galecio

      Lo conocí hace algunos años cuando llevé a unos parientes que llegaron del extranjero. Hoy al ver las fotografias y leer los comentarios, me gustaría volver a visitarlo…

      Ahora dirigiéndome a Pablo Tironi, ¿podrías compartirme alguna reflexión sobre la ética bahai?

      Responder
  4. Pablo Tironi

    Bonita descripción. Me llama la atención que la autora del artículo y todos los comentaristas se hayan sentido tocados por la estética y que ninguno por en la ética bahai. ¿Qué nos dirá eso?

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Pablo, como dice Gregorio Schepeler, es una suerte ser acompañada por Pancho Amenabar, quien nos habló muchísimo sobre las leyes y normas de esta fe, como también del pensamiento de su fundador sobre hacia dónde se dirige la humanidad.

      Te diría que es materia de varios artículos. Como, por ejemplo… Si el mundo se encamina inexorablemente hacia la unidad, ¿como comprendes tú las guerras en que las posiciones de los bandos (o países en conflicto) son tan antagónicas?

      Responder
  5. G. Delfierro

    Carmen, mil gracias por otra importante relacion de una, si podemos llamarla, religion poco conocida. Si no me equivoco se inicio en Iran y de inmediato fue perseguida. No tiene un pais reconocido y hay, creo 9 lugares en el mundo donde hay templos. En parte tiene cosas del cristianismo y del islam, ya que rezan aciertas horas. Principalmente es una religion de paz. Meditacion es uno de sus mayores cosas a hacer.

    Responder
  6. Ana María Vásquez

    Gracias Carmen por mandar esta maravilla, tanto arquitectónica como espiritual. Al estar dentro del templo te da una paz increíble, además te puedes quedar viendo la naturaleza por cada uno de sus ventanales.
    El jardín y el entorno es precioso. Tuve la suerte de ir en primavera.
    Hay que ir sin apuro.
    Además el material con que está hecho da una luminosidad increíble

    Responder
  7. María Eliana Carafí

    Excelente reportaje, querida Carmen! Muy completo y detallado, no lo conozco y has despertado en mí el interés por visitarlo! Mil gracias por eso, amiga!

    Responder
  8. Sara

    Gracias Carmen por tan genial reportaje!!
    Siempre es un placer visitar el templo, en invierno cubierto de nieve o en verano, nos acoge con frescura en su interior, pasear por los jardines y piletas o simplemente sentarse a meditar y volver a nuestro centro, nuestra paz interior, nos hace bien.
    Un lugar grato de visitar y disfrutar una y otra vez.
    Saludos desde Santiago de Chile

    Responder
  9. Maria Alicia Peña

    Carmen
    Muy interesante reunir los credos en un solo lugar, y la arquitectura genial con esas formas sinuosas que convergen y se expanden. Después de tu reportaje me gustaría conocer este lugar.
    Saludos

    Responder
  10. Kena Martinez

    Dan ganas de conocerlo. Gracias.

    Responder
  11. María Josefina

    Yo he ido 3 veces y realmente es un agrado disfrutar del espacio y silencio del templo
    Una lección de espiritualidad abierta
    Lo q se necesita en este mundo
    Todos unidos en un lugar grato y poder elevar el espíritu
    Gracias Carmencita tu relato amplía lo q yo sabia del Templo Bahai

    Responder
  12. Patricia Medina

    Muy buen articulo Carmen y super interesantes los comentarios. Lo conoci el año pasado y quede realmente sorprendida. Supero todo lo que había escuchado sobre el. No tuve la suerte de contar con Amenabar como guía pero sin duda solo estar ahí da paz.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This