TABERNA LA VENENCIA | Tesoro escondido en Madrid

Un lugar de intelectuales, con olor a barril antiguo, que rememora la periodista Verónica Rodriguez Rowe .

 

«Escucho a Machado y a Unamuno. También a García Lorca. Sus voces resuenan entre las antiguas barricas de esta taberna de comienzos del siglo XX. Con un vaso de jerez y un embutido, los intelectuales parecen emerger entre cientos de parroquianos y turistas que claman por un rincón donde acomodarse. «La Venencia» está en pleno Barrio de las Letras, a metros de la madrileña Puerta del Sol y la Plaza Mayor.

 

 

Este oscuro y cautivador reducto de épocas pasadas destaca entre modernos restaurantes japoneses. Nada más entrar al local, llama la atención el olor a bodega, a barril antiguo, ese mismo ambiente añejo que sientes cuando visitas Jerez de la Frontera. Mientras me tomo una aromática y fina manzanilla, y disfruto del plato de olivas de cortesía, más tapitas o embutidos (no es mucho más abundante la carta), observo las fotos antiguas y los carteles de ferias de hace 100 años que decoran el lugar. La vetusta máquina registradora da ambiente, pero los camareros te hacen la cuenta en la barra con tiza. Un lugar único donde no se permiten fotografías para salvaguardar el ambiente clásico, ni tampoco propinas. En «La Venencia» tendrás lo suficiente para que no quieras moverte un buen rato de ahí. ¿Y por qué no? Te reencuentres con los mejores de la literatura hispana».

 

 

UN BAR IMPERDIBLE

Dirección:  Calle de Echegaray 7, Madrid

 

Habilidades

,

Publicado el

4 diciembre, 2018

4 Comentarios

  1. Gabriela Mebus

    me sumergí en el ambiente con tal descripción. Me sentí estar en ese lugar y me trajo a la memoria mi ñiñez cuando en el campo viñatero de mis abuelos maternos recorríamos la bodega con olor a barriles de madera llenos de vino .

    Responder
    • Carmen Schmitt

      Bonito recuerdo… ¿cierto?

      Responder
  2. Frsncisca Sierralta

    Maravillosa descripción , me sentí transportada a ese acogedor lugar .

    Responder
  3. M Luisa Monge

    Los oloreres y los colores..eso tiene tu descripción.. lugares únicos donde cualquier encuentro prende…

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This