A WASHINGTON  Y NUEVA YORK  | Dos décadas después

En mi retorno, me regalo dos noches en Panamá -como stop over de Copa, aerolínea con sus headquarters en el Hub de las Américas- que permite volar a tantas otras ciudades en el continente, y que ahora me hace posible regresar a DC y Manhattan: mi anhelo de hace tantos años para ver cómo ambas ciudades han cambiado después que yo recibiera en ellas, nada menos, que la llegada del nuevo siglo.

 

 

Lluvia y mucho movimiento en el distrito federal, donde aterricé ayer y donde estudiantes universitarios, que finalizan formalmente sus carreras, tienen prácticamente los hoteles copados. Feliz de encontrarme con amigos de antaño, como María Paz del Río, con toda una vida en la Embajada de Chile y quien se quedó para siempre viviendo en DC. Y constatar la graduación de su hija, Trinidad Coopman, obteniendo su Magister en Education and Human Development, de la Universidad de Virginia. Por gentileza del Wash Press Team, mi estadía se centrará ahora en Yotel, alojamiento en el área de Capitol Hill, próximo a Union Station, uno de los edificios más icónicos de la capital estadounidense.

 

 

Antes de la era digital, nosotros tomábamos imágenes con rollos fotográficos, cuyos negativos cuidábamos como oro. ¿Recuerdan los Kodak de 12 o 24 fotos? De Washington solo guardo imágenes impresas. En Nueva York fue distinto. Y en este mes de mayo, con una primavera a full, ¿serán igual de atractivas que antes?  ¿Seguirán en DC los cerezos en flor? ¿Serán los musicales de Broadway tan históricos como los de hace 20 años?

 

 

Manuel Santelices, periodista que por años lleva NY en el alma, me recomienda dar una vuelta por las galerías de Chelsea. Especialmente, me dice, “Pace Gallery, que tiene un nuevo edificio espectacular. Gagosian y Lehmann Maupin, que tienen siempre cosas interesantes. Cuando andes en ese barrio, el highline y la zona de Hudson Yards que, por lo que acabo de leer, se ha convertido en la zona de oficinas más importante de NY, aparte de tener un centro cultural muy importante (The Shed) y un mall de lujo, Fue un proyecto muy criticado en su inauguracion, pero que ha agarrado vuelo”.

 

 

Lo que no sabe Manuel, es que tanto en Washington como en Manhattan yo estaré solo 3 días. Sin embargo, prometo cubrir lo máximo, porque las sorpresas siempre inducen a cambio de planes. No obstante, aunque esté en ambas ciudades por muy poco tiempo, valoro enormemente -gracias a Copa Airlines y a las oficinas de turismo respectivas- por esta histórica oportunidad.

 

Diseño webpage: María Eugenia Vargas

Habilidades

Publicado el

17 mayo, 2024

2 Comentarios

  1. G. Delfierro

    Lastima que no avisaste de tu venida a Washington, donde recido desde hace casi 60 anos. Ademas dijiste muy poco de una linda ciudad,donde existen Museos extraordinarios y gratis, Ademas el contorno con elrio POtomac, Cheasapeake Bay y los parques que tiene hacen de ella una hermosa ciudad, pero desconocida por su belleza y si por la politica y que tiene todas las embjadas del mundo llo que la hace una ciudad cosmopolita, Solo algunos detalles de ella. Saludos.

    Responder
    • Carmen

      Ya verás más sobre Washington en próximos artículos, Gonzalo. Vuelvo a Santiago con muchísimo material. Así y todo, me hubiese quedado más días. Solo estuve tres. Pero, te aseguro que no perdí ni un minuto.

      Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.